Viernes, 28 de Septiembre de 2007

Solbes, preocupado por la volatilidad del euro

Agencia EFE ·28/09/2007 - 12:44h

Agencia EFE - El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía, Pedro Solbes. EFE

El ministro español de Economía, Pedro Solbes, mostró su preocupación por la volatilidad del euro y la vulnerabilidad de Alemania, en declaraciones que publica hoy el diario "Financial Times".

Según Solbes, la volatilidad de la moneda común, más que su fortaleza, es uno de los aspectos más inquietantes de la actual crisis financiera porque es algo que puede afectar a la economía real.

"No me gusta la volatilidad excesiva del euro porque hace muy difícil que las empresas y las familias puedan planear con anticipación y adaptarse", explica.

Solbes reconoce que la cotización del dólar, que el jueves alcanzó un nuevo récord frente al dólar (1.4166), es "relativamente elevada", pero señal que esa circunstancia ha ayudado a España a limitar los costos de las importaciones y contener la inflación.

En relación con la vulnerabilidad alemana, que se refleja en la caída de la confianza de los empresarios de ese país, Solbes señala que a España le interesa que la mayor economía europea vaya lo mejor posible.

"Los problemas de Alemania son en última instancia también problemas para nosotros", explica el político socialista español.

Alemania es el mayor mercado para los productos españoles y ha sido también una fuente importante de financiación del mercado de capitales en los diez años de "boom" económico español durante el cual el ahorro de los alemanes ha financiado el sector inmobiliario del país ibérico.

Solbes no quiere tomar partido en la actual polémica entre el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y el del Banco Central Europeo, su compatriota Jean-Claude Trichet, sobre la fortaleza del euro, aunque, según el FT, no oculta hacia dónde se inclinan las simpatías de su Gobierno.

"Somos muy respetuosos con el Banco Central Europeo. Creemos firmemente en su independencia. El hecho de disponer de una política monetaria europea ha ayudado a España", asegura Solbes, que considera "crucial mantener la credibilidad del euro y la independencia del banco central".

Sobre la economía española, Solbes se muestra optimista pese predecir para el próximo año un crecimiento algo menor - de un 3,3 por ciento frente al 3,7 por ciento previsto para 2007-, ritmo que el FT considera pese a todo "muy respetable".

Solbes admite, sin embargo, no saber cómo se comportaría la economía española si las actuales turbulencias en los mercados financieros internacionales duran más de seis meses.

"La crisis de liquidez es un problema de confianza, no de falta de dinero. Y no sabemos cuánto durará esa falta de confianza", señala.

Solbes asegura en la entrevista que la economía española está en cualquier caso bien preparada para resistir los eventuales impactos de la escasez de liquidez internacional, aunque no indefinidamente.

El ministro rechaza las críticas de que España es triplemente vulnerable: por culpa de un sector inmobiliario muy recalentado y sobrevaluado, la excesiva exposición de los bancos al mismo y la magnitud de su déficit por cuenta corriente.

"La situación actual es muy cómoda", dice Solbes, según el cual el sistema bancario es solvente, las provisiones frente a las deudas de difícil cobro son amplias, y hay un superávit en la contabilidad nacional.