Viernes, 14 de Diciembre de 2007

Leen cartas en las que Diana agradece a Dodi haber llevado "tanta alegría" a su vida

EFE ·14/12/2007 - 17:04h

EFE - Extractos de unas cariñosas cartas en las que Diana de Gales (i) agradece a Dodi Al Fayed (d) haber llevado "tanta alegría" a su vida fueron leídos hoy durante la investigación judicial sobre la muerte de la pareja.

Extractos de unas cariñosas cartas en las que Diana de Gales agradece a Dodi Al Fayed haber llevado "tanta alegría" a su vida fueron leídos hoy durante la investigación judicial sobre la muerte de la pareja.

En una de las cartas, fechada en el Palacio de Kensington, su residencia oficial, el 6 de agosto de 1997, la princesa agradece a su novio, al que se dirige como "querido Dodi", las vacaciones de seis días que pasaron en su yate, informa la cadena británica BBC.

"Esto viene con todo el cariño del mundo y como siempre con un millón de gracias de corazón por traer tanta alegría a la vida de esta chica", escribe Diana, quien murió junto a Dodi el 31 de agosto de 1997 al estrellarse el vehículo en el que viajaban en París.

En otra misiva, fechada el 13 de agosto de 1997 y que le envía junto a unos gemelos, la princesa de Gales le asegura que esas joyas eran "el ultimísimo regalo" del hombre que más quería en el mundo, su padre.

"Te los doy porque sé cuanta alegría le daría saber que están en unas manos tan seguras y especiales. Con todo mi cariño, Diana", añade.

Las cartas fueron facilitadas durante el interrogatorio de una de las mejores amigas de Diana, Rosa Monckton, quien aseguró que aunque Diana tendía a hablar y escribir "de una forma extravagante", las cartas eran "más" que un intento de hacer a alguien feliz.

La investigación judicial, que comenzó en octubre pasado, tratará de esclarecer si la muerte de la princesa fue producto de una conspiración o un trágico accidente.

El magnate egipcio Mohamed Al Fayed, dueño de los almacenes Harrods, está convencido de que su hijo y lady Di fueron víctimas de una conspiración, con la participación incluso del duque de Edimburgo, para impedir que la pareja pudiera casarse.