Viernes, 14 de Diciembre de 2007

El colombiano muerto a tiros en Madrid tenía antecedentes y se dedicaba a vender coches

EFE ·14/12/2007 - 12:52h

EFE - Policías junto al cuerpo de un ciudadano de origen colombiano, de unos 45 años, que murió hoy en Madrid en una calle del distrito de Carabanchel, tras ser tiroteado en plena calle.

El colombiano de 45 años asesinado esta mañana a tiros a la altura del número 18 de la calle Algaba, en Carabanchel, tenía antecedentes por falsificación y se dedicaba a vender coches de segunda mano.

Según Emergencias Madrid, la víctima, que presentaba un impacto de bala en la cabeza y otros tres en el tórax, falleció en el acto y los sanitarios del SAMUR que acudieron hasta el lugar sólo pudieron certificar su muerte.

De acuerdo con el testimonio de algunos vecinos, la víctima, que era conocido en el barrio con el nombre de "James", iba andando por la calle cuando un automóvil se paró a su altura y uno de los ocupantes salió del coche y comenzó a perseguirle y a dispararle.

El dueño de un taller de coches cercano relató a Efe que su mujer llegó al barrio como una hora después del suceso y les dejó el automóvil - un Ford Focus- y a su hijo, de unos dos años.

El propietario de este garaje, del que la víctima era cliente, dijo también que la mujer estaba sola, lloraba y se preguntaba "¿Por qué lo han matado".

Los amigos y vecinos colombianos de James han manifestado que se ganaba la vida vendiendo coches de segunda mano y que solía frecuentar unos billares cercanos.

Fuentes de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid confirmaron a Efe que el fallecido tenía un antecedente por falsificación en la Guardia Civil.