Viernes, 14 de Diciembre de 2007

Will Smith vuelve a salvar el mundo en la apocalíptica "Soy leyenda"

EFE ·14/12/2007 - 17:21h

EFE - El actor Will Smith, durante la presentación hoy en Madrid de la película "Soy leyenda", de Francis Lawrence.

Ya lo hizo en "Yo, robot", "Men in black" o "Independence Day", pero ahora Will Smith vuelve a salvar el mundo en su última superproducción, "Soy leyenda", una cinta apocalíptica en la que se convierte es el único superviviente de toda la Humanidad, que ha sido arrasada por un terrible virus.

Hablando castellano y potenciando su faceta cómica aparecía hoy Will Smith en una concurrida rueda de prensa para promocionar el estreno en España de su último trabajo, que llegará a las salas el próximo miércoles.

No es extraño tal seguimiento mediático, teniendo en cuenta los resultados en taquilla de Smith con sus gestas para salvar al mundo, a las que ha vuelto a recurrir una vez más porque, según confesaba, el criterio para elegir sus guiones se ciñe a "entretener a la gente, dar a mis seguidores lo que quieren ver en el cine".

Y ahora lo intenta a las órdenes de Francis Lawrence -director de "Constantine" en 2005- quien lleva a la gran pantalla "Soy leyenda", una nueva adaptación de la novela de ciencia ficción de Richard Matheson.

Smith se convierte en el doctor Robert Neville, el único superviviente a un virus creado por el hombre que ha convertido al resto de la sociedad en mutantes depredadores para los que intenta buscar una vacuna que salve a la Humanidad.

Sin embargo, para el protagonista de "Alí" o "En busca de la felicidad" -por las que fue nominado al Oscar- este proyecto es más que un taquillazo, "algo totalmente distinto, un híbrido entre un superventas y un drama en el que sólo hay un personaje, por eso hemos trabajado mucho el guión para ahondar en la soledad del protagonista".

Y es que, durante casi media película Smith sólo comparte plano con un perro, al ser el único ciudadano de un Nueva York arrasado debido a las consecuencias de los actos humanos.

"En la novela de Matheson la amenaza eran vampiros que se combatían con cruces y ajos, pero nosotros nos sentamos durante horas a fijar los conceptos que queríamos transmitir y uno de ellos era establecer esa línea que separa a los científicos de Dios, porque llega un momento en que el doctor Neville se cree Dios y cree que necesita recrear el mundo", aseguraba el protagonista.

El actor también destacaba la importancia que el equipo de "Soy leyenda" ha dado al "concepto de lo místico, de cómo la gente necesita buscar algo más allá para poder sobrevivir, que en unos casos es la religión -como para Ana, otro de los personajes del filme- o en otros la ciencia -como el propio Robert Neville- pero que al final se convierten en lo mismo", sentenciaba.

Una idea que, tal como explicó durante la presentación, también se corresponde con su concepción de vida y que quiere transmitir a sus hijos a quienes planea educar en casa para transmitir "valores básicos de humanidad, para que comprendan que no estamos solos y que tu vida depende de todas las personas con las que interactúas".

Una educación que, al parecer, también pasa por la dedicación al cine pues, tras trabajar junto a su hijo Jean en "En busca de la felicidad", ahora ha compartido algunas escenas con Willow, su hija de 7 años.