Viernes, 14 de Diciembre de 2007

El Grupo Dunas quiere voltear su tendencia foránea en la cancha del colista

EFE ·14/12/2007 - 14:51h

EFE - El jugador del Gran Canaria Grupo Dunas, Joel Freeland (d), intenta frenar la entrada de Radoslaw Hyzy, del Slask Wroclaw, durante el partido de la Copa ULEB disputado en el Centro Insular de Deportes de la capital grancanaria en noviembre pasado.

El Gran Canaria Grupo Dunas se enfrentará mañana al MMT Estudiantes con el firme propósito de voltear su tendencia foránea en la cancha del colista de la fase regular de la Liga ACB.

Los canarios precisan el triunfo para equilibrar sus números en el campeonato y, lo que es más importante, para mantenerse como candidato a la próxima edición de la Copa del Rey de baloncesto.

La cancha del Estudiantes ha sido tradicionalmente muy complicada para el Gran Canaria, ya que ha jugado allí en catorce ocasiones y en sólo dos ha conseguido el triunfo. Sin embargo, las victorias amarillas han llegado en las dos últimas temporadas: 70-74 y 87-89.

El Grupo Dunas afrontará el choque con sólo un norteamericano al no prorrogar la relación contractual con Massie, y esa plaza será ocupada provisionalmente por el joven pívot senegalés Mbao Youssoupha, quien ya ha tenido minutos en la Copa Uleb.

La noticia positiva para el conjunto amarillo es el alta del pívot italo-argentino Víctor Baldo, quien se incorporó ayer a la dinámica de trabajo.

Salva Maldonado, entrenador del Gran Canaria, aseguró hoy que tendrán "otra oportunidad para cambiar la tendencia" como visitantes y que buscarán la primera victoria de la temporada en la Península para acercarse "un poco más a la meta volante" de la Copa del Rey.

"Será un partido muy importante para los dos equipos y lo que me preocupa es que nosotros estemos en buenas condiciones, y que podamos realizar un buen trabajo", destacó el técnico catalán, quien abogó por "un juego más equilibrado y coordinar su nueva situación -le faltará el segundo norteamericano-".