Viernes, 14 de Diciembre de 2007

Los líderes de la UE aprueban el Grupo de Reflexión pero todavía no han elegido a su presidente

EFE ·14/12/2007 - 10:35h

EFE - De izquierda a derecha, el presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, el ministro español de Exteriores, Miguel Angel Moratinos, el presidente francés, Nicolás Sarkozy, el primer ministro británico, Gordon Brown, su homólogo holandés, Jan-Peter Balkenende, y el ministro francés de Asuntos Exteriores, Bernard Kouchner, poco antes del inicio de la Cumbre Europea que se celebra hoy en Bruselas, Bélgica.

Los mandatarios de la Unión Europea (UE) han acordado hoy, en la primera parte de su cumbre, la formación y el mandato del nuevo Grupo de Reflexión sobre el futuro de Europa, pero todavía no han decidido quién lo presidirá.

Los líderes prevén adoptar en algún momento de la jornada de hoy la decisión sobre el presidente del grupo, cargo para el que uno de los favoritos es ex jefe de Gobierno español Felipe González, informaron a Efe fuentes comunitarias.

La tarea del grupo será identificar y proponer respuestas a los retos que la UE afrontará en el horizonte de los años 2020-2030 en cuanto a su modelo económico y social, el Estado de derecho, el medio ambiente, la estabilidad global, la inmigración, la energía y el cambio climático, el crimen organizado o el terrorismo.

Deberá presentar sus conclusiones, no vinculantes, en junio de 2010, coincidiendo con el final de la presidencia de turno española, según el proyecto de conclusiones que adoptarán hoy los Veintisiete.

Estará compuesto por un máximo de nueve personalidades de la UE seleccionadas en función de sus méritos y a propuesta de su presidente, que deberá presentar una lista de candidatos a los mandatarios europeos antes de la cumbre del próximo marzo.

El mandato previsto en las conclusiones especifica que el colectivo no deberá abordar "cuestiones institucionales", sino trabajar en el marco que establece el nuevo Tratado de Lisboa.

En cambio, deberá tener en cuenta "las evoluciones probables dentro y fuera de Europa y examinar en particular que es los más favorable para la estabilidad y la prosperidad tanto mun exgde la Unión como del conjunto de la región a largo plazo".

Algunas fuentes han apuntado que esta última referencia permitirá a los "sabios2 reflexionar sobre las fronteras de UE, y, de esa forma, sobre la conveniencia de que Turquía entre o no en la UE, uno de los propósitos del presidente francés, Nicolas Sarkozy, al promover la iniciativa.

Sarkozy defiende que las actuales negociaciones de adhesión con Turquía no deben conducir a la entrada efectiva de este país en la Unión, sino a limitarse a algún tipo de asociación privilegiada.

Otras fuentes han considerado que el mandato es demasiado ambiguo como para esperar respuestas en cuanto a las fronteras de la Unión o el proceso de ampliación.

En el mandato tampoco figuran referencias específicas a las fuentes de financiación de los presupuestos comunitarios, una de las cuestiones que más debates ha suscitado en los últimos años.

El grupo deberá, por otra parte, reflexionar sobre la manera en que la UE puede "acercarse mejor a sus ciudadanos y responder a sus expectativas y necesidades".