Viernes, 14 de Diciembre de 2007

Competencia abre expediente sancionador a 19 cajas y bancos

EFE ·14/12/2007 - 13:03h

EFE - Imagen de una oficina bancaria.

La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) ha abierto un expediente sancionador a 19 bancos y cajas que han podido vulnerar la libre competencia al condicionar la concesión de préstamos hipotecarios a la contratación de seguros.

El organismo supervisor informó hoy en un comunicado de que con esta medida da cumplimiento a una sentencia de la Audiencia Nacional de 2003, ratificada por el Tribunal Supremo en 2006.

Según un documento de la Dirección de Investigación de la CNC al que ha tenido acceso Efe, entre las entidades sobre las que se ha abierto expediente se encuentran las cinco grandes: Santander, BBVA, Caja Madrid, La Caixa y Popular.

El expediente se instruirá durante un plazo máximo de 18 meses, tras los cuales la CNC deberá resolverlo y tomar las medidas oportunas de sanción contra dichas entidades si encuentra que efectivamente han incurrido contra la competencia.

La sentencia con la que cumple el organismo instaba al entonces Tribunal de Defensa de la Competencia a incoar expediente sancionador contra Caja Madrid, por supuestas prácticas prohibidas por el artículo 1 de la Ley de Defensa de la Competencia.

Según explica la CNC, en junio de 2000 la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (Ausbanc) denunció a Caja Madrid por supuestas conductas prohibidas por la Ley de Defensa de la Competencia, al subordinar la concesión de préstamos hipotecarios a la suscripción de un seguro de vida o de amortización de crédito con una aseguradora perteneciente a su mismo grupo empresarial.

La denuncia fue archivada por el Servicio de Defensa de la Competencia en diciembre del mismo año, acuerdo que fue recurrido por Ausbanc ante el Tribunal de Defensa de la Competencia y desestimado por éste en noviembre de 2001.

Tras esta decisión, Ausbanc interpuso un recurso, que fue estimado por la Sala Sexta de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional en 2003.

La resolución de la Audiencia establecía que los hechos denunciados "podrían incidir en sectores relevantes como el de créditos hipotecarios o el de seguros de vida, lo que hacía conveniente incoar un expediente sancionador que, sin prejuzgar la resolución de fondo que pudiera dictarse, permitiría profundizar sobre las circunstancias concurrentes".

Caja Madrid recurrió dicha sentencia ante el Tribunal Supremo, que desestimó el recurso en junio de 2006.

A la vista de la sentencia de la Audiencia Nacional, el Servicio de Defensa de la Competencia inició ya en mayo de 2006 unas diligencias previas solicitando información reservada a la denunciada (Caja Madrid) y a una muestra representativa de 20 entidades del sector.

Las diligencias recabaron información acerca de los préstamos concedidos durante el primer cuatrimestre de 2006 en relación con su supuesta vinculación a seguros de vida o de amortización de crédito.