Viernes, 14 de Diciembre de 2007

Gallardón admite "deficiencias" en la gestión de licencias

El alcalde de Madrid niega que haya un "desorden generalizado" en el Ayuntamiento

J. R. / PÚBLICO ·14/12/2007 - 07:30h

Caos, no, pero casi. Alberto Ruiz-Gallardón admitió ayer parte de la responsabilidad del Ayuntamiento de Madrid en el desbarajuste de las licencias destapado por la operación Guateque.

El alcalde lo llamó “deficiencias” en la tramitación burocrática. Deficiencias, eso sí, con “efectos perversos”, pero en ningún caso un “desorden generalizado” en el Consistorio. No hay un porcentaje de inmuebles sin licencia superior al que pueda haber en España, subrayó.

Gallardón salía al paso de las críticas tras los noqueos repetidos en los dos días anteriores de populares y socialistas. La guerra de las licencias había llegado el miércoles a un punto ya casi insostenible, cuando el cruce de acusaciones y papeles había llegado a su cénit. El regidor no manchó más el río. Se limitó a invitar al que albergue dudas a remitírselas todas a su delegada de Urbanismo, Pilar Martínez. Aprovechó, por cierto, para arroparla. Y es que la concejala había amagado con mandar inspectores a Ferraz y al final reculó.

Habrá cambios en la ordenanza de 2004

Las “deficiencias” que ahora reconoce el Ayuntamiento bastan para que el Gobierno de Gallardón se replantee cómo mejorar la burocracia. La normativa, dijo, “probablemente no está adaptada a la evolución y dinamismo” de la capital. “Hay un déficit de gestión del régimen de concesión de licencia que tenemos obligación de corregir y lo vamos a hacer”. Es decir, habrá una modificación puntual de la ordenanza de 2004.

Al PSOE no le vale la nueva postura del alcalde. El portavoz socialista, David Lucas, instó a Gallardón a que abandone la “operación despiste” y se dedique a depurar todas las responsabilidades políticas de la Guateque, empezando por el cese de Martínez y de Paz González, anterior edil de Medio Ambiente. “Los ciudadanos asisten atónitos al vodevil de Gallardón”.