Jueves, 13 de Diciembre de 2007

Descubren que el semen contiene una proteína que propicia la infección del VIH

EFE ·13/12/2007 - 22:33h

EFE - Un equipo científico descubren que el semen contiene una proteína que propicia la infección del VIH. En la imagen, producción de semen seleccionado.

Un equipo, en el que han participado investigadores españoles, ha descubierto que el semen contiene una proteína, denominada SEVI, que propicia la infección del VIH por transmisión sexual.

Según ha informado hoy el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en un comunicado, los científicos han demostrado que esta proteína juega un papel crucial en el proceso de contagio de la enfermedad, un hallazgo que podría servir de base para desarrollar nuevas fármacos con los que frenar la expansión de la pandemia del sida.

El trabajo, que se publica en la portada del último número de la revista "Cell" y cuenta la participación de un equipo del CSIC, revela que el semen, el principal vehículo de infección del VIH por transmisión sexual, puede llegar a entrar en contacto directo con células del sistema inmunitario susceptibles de ser infectadas.

Asimismo, puede acceder a otras células que, aunque no pueden ser infectadas, son capaces de transmitir el VIH a células susceptibles de contagio o, incluso, de difundirlo a través del sistema linfático.

Los investigadores han comprobado que la cantidad de virus en el semen no alcanza generalmente los niveles necesarios para dar lugar al contagio, pero que, sin embargo, la acción de SEVI en el semen permite la infección aún en concentraciones de VIH que, de por sí, no podrían propiciar una infección.

Esta capacidad depende en otras proteínas de la estructura que adquieran, puesto que, la forma "amiloidea" las hace susceptibles de adoptar nuevas propiedades biológicas y de convertirlas en patógenas, tal y como ocurre en los casos de Alzheimer o de "vacas locas".

De momento, los investigadores desconocen si la forma amiloidea de SEVI desempeña alguna función fisiológica o da lugar a alguna patología, aunque sí han descubierto que esta estructura es precisamente la que favorece de forma "muy considerable" la infección y distribución del virus VIH.

Los científicos sugieren que neutralizar la forma amiloidea de SEVI podría constituir la base para el desarrollo de diversos fármacos, con los que se podría prevenir la propagación del sida.