Jueves, 13 de Diciembre de 2007

Los buscadores saben demasiado

Ask, primera compañía que permite al usuario borrar sus datos de navegación

MIGUEL ÁNGEL CRIADO ·13/12/2007 - 21:51h

El presidente de Ask, Jim Lanzone, dice que su producto "da el control al usuario".

La Agencia Española de Protección de Datos acaba de publicar un informe en el que tira de las orejas a los grandes buscadores, por la forma en que manejan los datos de las búsquedas de los internautas. La agencia dice que guardan demasiados datos y que los conservan demasiado tiempo.

El informe, precedido de una serie de entrevistas que el director de la agencia tuvo con los responsables de Google, Yahoo y MSN, insta a los buscadores a que limiten la conservación de los datos.

Una primera crítica que hace es la disparidad de criterios que se ha encontrado. Google y MSN, por ejemplo, archivan la información durante 18 meses y Yahoo, 13.

Los buscadores de Internet manejan y guardan gran cantidad de datos de los internautas, como la dirección de sus ordenadores, las búsquedas que realizan, las páginas que visitan o la duración de la sesión.

Para la agencia, toda esta información es considerada como datos personales y cae bajo el manto protector de la Ley Orgánica para la Protección de Datos.

Como se puede leer en su informe, el objetivo de la agencia es que los buscadores acerquen sus políticas de privacidad a los "extremos más garantistas" previstos en la norma.

Google, Yahoo y MSN siempre han dicho que necesitan conservar los datos de sus usuarios para mejorar los resultados de los buscadores.

Sin embargo, para el cuarto buscador en el ranking español, Ask, no parece tan vital conservarlos. El buscador Ask incorpora desde esta semana un botón en su página de inicio que permite al usuario borrar el rastro de sus búsquedas.

Borrar el rastro

AskEraser (el borrador de Ask, en inglés) ya funciona en la versión británica de la web y en 2008 lo hará en la española. El botón permite al usuario tomar el control sobre sus búsquedas. Lo explica el director de Ask en España, Samuel Arenas: "Es como si esa búsqueda jamás hubiese existido".

Con esta herramienta activada, las peticiones que hace el
internauta entran por una vía especial. Un programa instalado en los servidores de Ask borra los datos del usuario poco después de que se le haya entregado la información.

En Ask, reconocen que esta información es importante para afinar los resultados de cualquier buscador, incluido el suyo. "Si se eliminasen los datos de todos los internautas, podría afectar a la eficacia en las respuestas, pero tendrían que activarlo muchos usuarios", añade Arenas.

Pero la suya es un apuesta por la privacidad y dar la opción de elegir. "Al que le preocupe mucho su privacidad, lo activará y los demás, lo ignorarán", concluye.