Jueves, 13 de Diciembre de 2007

El BCE avisa sobre nuevos aumentos en los precios

La autoridad monetaria europea amenaza con subir los tipos, mientras que el FMI da la bienvenida al plan conjunto de los bancos centrales para frenar la crisis

AMPARO ESTRADA / ANTONIO M. VÉLEZ ·13/12/2007 - 21:40h

El Banco Central Europeo (BCE) endureció ayer su mensaje contra la subida de los precios las tensiones inflacionistas y advirtió en su Boletín Mensual que actuará "con firmeza" para velar por la estabilidad de precios.

El aviso es una modulación no muy distinta del discurso que lanzó a primeros de mes el presidente, Jean-Claude Trichet, tras la reunión del Consejo de Gobierno de la entidad, pero los mercados, claramente nerviosos durante la sesión de ayer (entre otras cosas, por el mal dato de la inflación mayorista en Estados Unidos), lo interpretaron como un anuncio más claro de la disposición del BCE a subir los tipos de interés.
La autoridad monetaria europea subraya en su Boletín el aumento de los riesgos para la estabilidad de precios y afirma que de cara al futuro la inflación se situará claramente por encima de las previsiones durante un periodo "más prolongado de lo estimado anteriormente".

El BCE insistió además en la necesidad de neutralizar los denominados efectos de segunda vuelta, es decir, la posibilidad de que los aumentos transitorios en los productos petrolíferos y en los alimentos se trasladen al conjunto del sistema de precios, prolongando así las tensiones inflacionistas. El BCE recomienda en este sentido que no se relacionen las actuales tasas de incremento de los precios con los salarios, en línea con lo manifestado recientemente por el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez.

Crecimiento económico
El énfasis del banco en los peligros que representa la inflación contrasta con su visión, mucho más tranquilizadora, sobre el crecimiento económico. En su opinión, la economía europea sigue evolucionando a un ritmo sólido, aunque quizás algo más moderado que en trimestres precedentes.
Al mismo tiempo, el Fondo Monetario Internacional (FMI) respaldó el plan concertado de los principales bancos centrales del mundo para ofrecer más liquidez y frenar la crisis financiera. El portavoz del FMI, Masood Ahmed, elogió el mensaje de coordinación y unidad que se está enviando a los mercados, dada la naturaleza internacional del problema, y pidió a los bancos centrales que se mantengan alerta para suministrar liquidez suficiente a los mercados.

Más transparencia
Ahmed dijo, sin embargo, que la decisión adoptada debe ser "sólo una parte" de las soluciones necesarias para afrontar los problemas, y señaló en particular que tanto los bancos como los reguladores financieros deben incentivar la transparencia. "Consideramos que un temprano reconocimiento de las pérdidas es necesario y útil", dijo. El llamamiento realizado por el FMI es un aviso para los bancos, en especial europeos, que no han desvelado todavía el impacto de la crisis financiera en sus cuentas de resultados.