Archivo de Público
Martes, 1 de Diciembre de 2009

Las publicidades aumentan el costo de los fármacos recetados

Reuters ·01/12/2009 - 17:52h

Por Anne Harding

Un nuevo estudio realizado en Norteamérica demostró que el costo de los medicamentos de venta bajo receta aumenta a medida que crece su publicidad por parte de los laboratorios fabricantes.

Por ejemplo, el costo de farmacia de la cobertura federal Medicaid del anticoagulante Plavix aumentó al mismo tiempo que el fabricante empezó publicitarlo a los consumidores, aunque la cantidad de pacientes que lo usaban no varió.

En Archives of Internal Medicine, el equipo del doctor Michael R. Law, de la University of British Columbia, en Vancouver, señaló que el gasto de los aseguradores públicos en fármacos recetados creció un 15 por ciento anual entre 1994 y el 2004.

Si bien existía la idea de que la publicidad de fármacos eleva sus costos, no hay demasiadas evidencias.

Para investigarlo, el equipo revisó los costos de Medicaid para Plavix entre 1999 y el 2005. El fabricante, Bristol Myers Squibb/Sanofi-Aventis, no publicitó el fármaco hasta el 2001.

Medicaid, que cubre la atención a personas de bajos recursos, concentra dos tercios de todo el gasto público en fármacos de venta bajo receta.

Antes y después del 2001, la cantidad de píldoras de Plavix por cada 1.000 afiliados se mantuvo estable. A partir del 2001, Plavix costó 40 centavos más por píldora, un aumento del 12 por ciento o 207 millones de dólares más en gastos de farmacia para Medicaid.

"La coincidencia en el momento de ese aumento es sospechoso", dijo Law.

En una respuesta por escrito a Reuters Health, el vocero del laboratorio dijo: "La sociedad Bristol Myers Squibb/Sanofi respalda la publicidad directa a los consumidores como una forma de alentarlos a tener una mayor participación en el cuidado de la salud".

En un estudio previo, el equipo había hallado que la publicidad de fármacos no aumenta su uso. "El público debería preguntarse por qué está pagando millones en costos extra de fármacos para campañas publicitarias que no dan resultado", dijo Law.

Otro estudio sugiere que existirían otros tipos de campañas más efectivas.

El equipo del doctor William G. Weppner, del Centro Médico de Asuntos Veteranos en Boise, Idaho, halló que 30 de los 50 medicamentos más recetados ofrecían un descuento o un cupón de muestra gratis en internet. Una búsqueda en Google derivaba a los usuarios a esos sitios.

Estudios sugieren que el hábito médico de prescribir estaría influenciado por la disponibilidad de las muestras gratis y que los médicos les recetarían los fármacos a los pacientes que piden una medicina después de ver la publicidad, aunque no lo necesiten.

Y el descuento y las muestras gratis ofrecidas destacan los beneficios de los fármacos y les restan importancia a la información sobre los riesgos.

"A través de ese marketing, pacientes y consumidores no recibirían suficientes datos sobre los riesgos y estarían confundidos por un descuento, cuyo valor es sólo una fracción del costo real de una receta sin opción genérica", dijeron los autores.

"Cuando se trata de medicamentos de venta bajo receta, se presta más atención al marketing que a la información", comentaron sobre el estudio los doctores Steven Woloshin y Lisa M. Schwartz, del Centro Médico de Asuntos Veteranos en White River Junction, Vermont.

Por ello, los comentaristas consideran que la relación entre la publicidad y el aumento de precios es "posible".

Mientras que a la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por su sigla en inglés) se la criticó por ser muy tolerante con la industria, agregaron Woloshin y Schwartz, es "una mina de oro" de información sin sesgo para médicos y pacientes que debería ser más accesible para los consumidores.

"Es momento de que la FDA proporcione su información al mercado", concluyeron.

FUENTE: Archives of Internal Medicine, 23 de noviembre del 2009