Jueves, 13 de Diciembre de 2007

La estación fantasma de El Prat será una plaza cubierta

Cambio de rumbo de la base provisional del AVE ideada por Magdalena Álvarez 

GLÒRIA AYUSO ·13/12/2007 - 20:45h

Tenía que ser la estación provisional del AVE y se ha quedado en plaza pública. Parte de la estructura que ordenó levantar a contra reloj y en medio de un gran oscurantismo la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, sigue en pie en El Prat de Llobregat. Pero no recibirá a los pasajeros del alta velocidad, sino que será espacio de reposo para los paseantes del municipio.

Álvarez se proponía hacer llegar la alta velocidad a El Prat en diciembre de este año, ante la imposibilidad de cumplir su compromiso de desembarco en Barcelona. Por ello, los trabajadores elevaron en cuestión de días la estructura de un edificio. Al conocerse, la medida encendió las alarmas de los ayuntamientos de El Prat, Barcelona y la Generalitat, que veían inviable el proyecto al considerar que provocaría un gran caos en los accesos al municipio del Baix Llobregat.

Tras deshechar los planes de Álvarez, el ministerio y el Ayuntamiento comunicaron que se desmontaría de forma inmediata la estructura. Pero para El Prat no hay mal que por bien no valga. Ahora la idea a cambiado: la estructura se completará con el fin de cubrir un espacio abierto. "Se mantendrá la pérgola y se colocarán bancos y mobiliario urbano para convertirse en un espacio abierto" para los ciudadanos del municipio, explicó ayer el alcalde de El Prat, Lluís Tejedor.

Recuperar el entorno

El Ministerio de Fomento y de la Vivienda anunciaron que compensarán a los municipios afectados por las obras del AVE. La titular de Vivienda, Carme Chacón, anunció ayudas de 17 millones en el barrio de Sants y 18 para mejorar el espacio público en L'Hospitalet. "El Prat trabaja con Adif -el ente público que construye el AVE- para cerrar un convenio sobre la mejora de la urbanización del entorno", explicó ayer Tejedor. Sin embargo, por el momento no se espera recibir aquí una inyección procedente del Ministerio de la Vivienda, pese a que gran número de vecinos se quejaron de la aparición de grietas en sus casas. Eso sí, ya tienen una plaza, gentileza de Magdalena Álvarez.