Jueves, 13 de Diciembre de 2007

La Comunidad de Madrid cierra otra clínica de abortos al detectar irregularidades

EFE ·13/12/2007 - 20:40h

EFE - Agentes de la Policía Municipal de Madrid accede al centro de interrupción voluntaria del embarazo Mayrit.

La Comunidad de Madrid ha ordenado hoy la la suspensión cautelar de actividad del centro de interrupción voluntaria del embarazo de bajo riesgo Mayrit al considerar la existencia de un "riesgo inminente grave" para la salud de las personas, según ha informado esta tarde en un comunicado remitido a Efe la Consejería de Sanidad.

El centro, situado en el número 135, bis, de la calle de Toledo, es el segundo sobre el que recae una suspensión cautelar por parte de la Consejería de Sanidad madrileña tras el del Instituto CB Medical Ginemedex el lunes pasado, después de que acudieran ayer inspectores sanitarios de la Comunidad.

En Mayrit, según Sanidad, se han hallado "15 historias clínicas sujetas por una goma y con un cartel que pone 'destruir' firmadas por pacientes y facultativos que trabajan en el centro".

Preguntada la responsable de Mayrit por esas historias, ésta aseguró que los abortos no se habían practicado en el centro, se añade en el comunicado.

La consejería también indica que, comprobado el libro de quirófano, "resulta que dichas intervenciones no figuran en el mismo, a pesar de que en algunas de esas historias hay consentimientos informados de anestesia firmados por pacientes".

Además, revela que en la consulta del psiquiatra se encontraron encima de la mesa 48 ejemplares de informes clínicos en los que se contiene dictamen con la casilla de "grave peligro para la vida o salud física de la embarazada" marcada y firmados y sellados por un médico especialista en psiquiatría. Dichos informes aparecen con el resto de los datos en blanco, agrega.