Jueves, 13 de Diciembre de 2007

Gallardón y Thyssen acuerdan alejar del museo la mitad del tráfico

EFE ·13/12/2007 - 11:55h

EFE - El alcalde de Madrid, Alberto Ruiza-Gallardón.

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ha informado hoy de que el principio de acuerdo alcanzado con el Patronato de la Fundación Thyssen sobre el proyecto de reforma del eje Prado-Recoletos consiste en alejar de la fachada del Museo la mitad del tráfico que estaba previsto.

Ruiz-Gallardón ha hecho estas declaraciones en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal de su Gobierno, después de que le pasaran los teletipos que informaban de que el ministro de Cultura, César Antonio Molina, acababa de anunciar un inminente acuerdo con el Thyssen.

Tras confirmar la noticia y afirmar que "se ha alcanzado un principio de acuerdo con la Fundación Thyssen", el alcalde de Madrid ha explicado que el proyecto definitivo se modificará para llevar los carriles en sentido norte por el lado contrario al Museo una vez superada la plaza de Neptuno, lo que ahora considera "una gran solución".

Aunque aún está pendiente "materializar y articular" este acuerdo en el proyecto definitivo que debe realizar el equipo del arquitecto portugués Alvaro Siza, la principal variación será que delante del Thyssen pasarán tres carriles en sentido sur -dos generales y uno reservado para el transporte público- y no los cinco -es decir, esos y otros dos en dirección norte- que estaban previstos.

La solución ha sido desviar en Neptuno -una vez salvado el denominado Salón del Prado, un amplio paseo frente al Museo del Prado y el Jardín Botánico- la circulación en sentido norte, que ahora afectará a esa plaza y a la de la Lealtad -donde están la Bolsa y el Hotel Ritz-, al Cuartel General de la Armada, al Museo Naval y al Palacio de Correos de Cibeles, nueva sede del Ayuntamiento.

Esto, que según Ruiz-Gallardón se parece más al proyecto anterior que al último presentado, permitirá ampliar aún más la acera junto a la entrada al Museo Thyssen sin modificar el Salón del Prado y, además, manteniendo la "protección integral del arbolado".

Además, descarta definitivamente la solución de construir un túnel sugerida por la Comunidad de Madrid, aunque el alcalde ha querido recordar que esta alternativa ya fue descartada por el Gobierno municipal presidido por Jose María Álvarez del Manzano antes de su llegada al Ayuntamiento en 2003.

La alternativa del túnel presenta, ha insistido el alcalde, una "inviabilidad absoluta, fundamentalmente por razones medioambientales y arqueológicas".

Por contra, el vicepresidente primero regional, Ignacio González, se ha referido a este asunto al término del Consejo de Gobierno y ha advertido de que el proyecto Prado-Recoletos afecta "prácticamente" a todo el centro de Madrid y no sólo a la Castellana o al Museo Thyssen y, por ello, ha insistido en que requiere "un análisis detallado" y no una "cuestión de pactos".

González ha vuelto a apoyar la solución de construir un túnel subterráneo en el área Recoletos-Prado para evitar problemas de movilidad en la zona, aunque ha admitido que la última palabra en este asunto la tiene el Ayuntamiento.

Ha considerado que en este proyecto hay cuestiones que afectarían "gravemente" a la movilidad y a la protección medioambiental de espacios protegidos (edificios, monumentos que se "quieren tocar" o mover) y por ello, ha insistido en que requiere de "un análisis detallado y minucioso", por parte de las Administraciones competentes: Ayuntamiento y Comunidad de Madrid.

Ha señalado que no sería "razonable descartar" cualquier "posible alternativa" que ayude a solucionar los problemas de movilidad en este ámbito, entre las que ha citado la construcción de un túnel subterráneo "si hay posibilidad de hacerlo, y la hay", ha aseverado.

Para Ruiz-Gallardón, sin embargo, "es una magnífica noticia que este proyecto del Ayuntamiento cuente con el apoyo de los tres museos que conforman el 'paseo del arte'" -el Prado, el Thyssen y el Reina Sofía-.

Asimismo, el alcalde ha agradecido "muy mucho" el "trabajo de aproximación" realizado en las últimas semanas por el ministro de Cultura y presidente del Patronato del Museo Thyssen.

También ha revelado que el Ayuntamiento ya había enviado a la Comunidad de Madrid toda la documentación relativa al proyecto -aunque no al definitivo con los cambios que ahora se incluirán- y que el Gobierno autonómico había solicitado más detalles.