Jueves, 13 de Diciembre de 2007

Volar en avión será más caro el año próximo

Iberia es la primera aerolínea en lanzar el aviso por la subida de los combustibles

GLÓRIA AYUSO ·13/12/2007 - 19:54h

Si encuentra uno de esos billetes de avión a precio irrisorio, cómprelo ya. Las tarifas hiperbaratas llegan a su fin. Clickair predice que todas las compañías subirán precios en los próximos tres meses. Spanair, Vueling, Iberia y Air Europa también han afirmado a Público que los billetes en vuelos domésticos y de conexión a ciudades europeas deben racionalizarse, y pronto.

Las compañías se miran las unas a las otras, para ver quién lanza la primera piedra. Ayer, el presidente de Iberia, Fernando Conte dejó claro que la empresa subirá precios al afirmar que "habrá que analizar cómo trasladamos" a las tarifas el alza de los carburantes por la evolución del petróleo, informa S. R. Arenes. Aunque la compañía ya se ha asegurado un precio razonable para el 30% del combustible que consumirá el próximo año.

El precio es determinante en la elección de los clientes que compran por Internet. A la vez, para las aerolíneas es vital llenar los vuelos para que sean rentables. Por ello, como un pez que se muerde la cola, no pueden fijar precios por encima de la competencia.

Las cuentas se resienten

Pero las cuentas de resultados se resienten. Las compañías comparten el mismo software en la venta de billetes por Internet, de forma que saben en cada momento que tarifas tiene el resto. El asunto ha llegado a tal extremo que algunas disponen de sistemas informáticos que captan si la tarifa de su competidor en cada ruta es superior y, en caso positivo, sube de forma automática la propia.

El director general de Iberia, Enrique Donaire, valoró en un 30% la caída de los ingresos en el mercado doméstico. Esta situación no va a durar mucho, según el director general de Clickair, Álex Cruz, porque casi todas las aerolíneas aéreas que operan en el mercado español están perdiendo dinero. "Los accionistas no están dispuestos a aguantar mucho más", añade.

"La subida de precios la deben empezar las compañías de mayor cuota de mercado", señala el director de Relaciones Institucionales de Air Europa, Manuel Panadero. Al igual que el resto, la compañía, pese a estar por encima de ocupaciones del 75%, no cuenta con mucho margen por culpa de los precios baratos.

Spanair es la única que ha afirmado a Público que no tiene en previsión aumentar sus tarifas. Asegura que sus operaciones resultan eficientes, aunque a continuación añade que "sí que existe una necesidad de incrementarlas".

Sobreoferta

En los primeros seis meses de 2007 los asientos ofertados crecieron un 71% respecto a un año antes. Sin embargo, los pasajeros aumentaron sólo un 32%. Ante el endurecimiento de la competencia los precios han ido a la baja. El aumento del valor del combustible ha complicado aún más las cosas al sector, hasta el punto que la situación se ha tornado "durísima", admiten las compañías españolas.

Después del verano la demanda empezó a decaer. Para llenar los aviones, las aerolíneas han intensificado las promociones. A excepción de estos casos, la tarifa mínima de Clickair y Vueling ha dejado atrás los 20 euros para fijarse en los 30. "No sufriremos mucho impacto. Por esta diferencia perdemos unos clientes que no acostumbran a viajar mucho", explica el director general de Clickair.

Como competir en precio no resulta nada rentable para ninguna compañía, el objetivo es ahora buscar otras conexiones sin competidores o centrarse en rutas de negocios. Clickair y Vueling se están encaminando en esta dirección. Los clientes que viajan por trabajo reservan a última hora y pagan precios más caros. A cambio, Vueling se esmera, por ejemplo, en ofrecer buenos servicios a bordo.