Jueves, 13 de Diciembre de 2007

Los líderes de la UE declararán su intención de ocupar un primer plano en Kosovo

EFE ·13/12/2007 - 20:19h

EFE - El Consejo Europeo de los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) declararán mañana su intención de ocupar un "primer plano" en el "refuerzo de la estabilidad de Kosovo", asunto que ocupará buena parte de esta Cumbre de diciembre.

El Consejo Europeo de los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) declararán mañana su intención de ocupar un "primer plano" en el "refuerzo de la estabilidad de Kosovo", asunto que ocupará buena parte de esta Cumbre de diciembre.

Según el borrador de conclusiones del Consejo, los Veintisiete coincidirán con Naciones Unidas en que "la actual situación de Kosovo es insostenible" y subrayarán, por tanto, "la necesidad de avanzar en la dirección de un acuerdo, algo esencial para la estabilidad de la región".

"Dicho acuerdo debería garantizar la existencia de un Kosovo democrático y multiétnico, comprometido con el estado de derecho, la protección de las minorías y del patrimonio religioso y cultural", asegura el texto.

El pasado lunes, los ministros de Exteriores de la UE respaldaron por unanimidad el despliegue de una misión civil y policial en la provincia serbia de mayoría albanesa ante su anunciada declaración unilateral de independencia, que concita posturas discrepantes en la comunidad internacional.

De momento, el Consejo Europeo de mañana reafirmará su convicción de que la resolución pendiente del estatuto de Kosovo constituye un caso "sui generis", que no establece ningún tipo de precedente.

Este punto es de especial importancia para países que, como Chipre, Grecia o España, tienen problemas nacionalistas en sus propios territorios y, por ello, se muestran más reacios a aceptar la independencia de la región serbia que respaldan otros socios europeos y EEUU.

El Consejo constatará que se ha "agotado" el último proceso negociador impulsado por la troika, formada hasta el 10 diciembre por Rusia, Estados Unidos y la UE para encontrar una nueva salida para el estatuto de Kósovo.

En este contexto, lamentará "profundamente" que serbios y albano-kosovares "fueran incapaces de alcanzar un acuerdo aceptable a pesar de los esfuerzos integradores y de buena fe desplegados con el pleno apoyo de los Estados miembros".

En este diagnóstico de fracaso de la "troika" no coinciden con Serbia y Rusia, que mantienen su oposición a la independencia de esta provincia serbia y pretenden la continuación de las negociaciones.

No obstante, la UE se congratulará de que ambas partes "se hayan comprometido repetidas veces durante el proceso de la troika a abstenerse de cualquier actividad o declaración que pudiese hacer peligrar la situación y a evitar toda violencia".

"Este compromiso con la paz, importante también para la estabilidad regional, no debe interrumpirse", añaden las conclusiones provisionales.

En todo caso, la OTAN ya ha anunciado que continuará su labor militar en la zona y actuará "con firmeza" en caso de que se produzca algún brote de violencia.

El Consejo Europeo reafirmará su respaldo a Kosovo "en su marcha hacia la estabilidad sostenible", impulsando una misión de Política Exterior y de Seguridad (PESD) y contribuirá a la creación de una oficina civil internacional como parte de la presencia internacional en Kosovo.

La UE contribuirá al desarrollo económico y político "merced a una perspectiva europea clara", porque para los Veintisiete "el futuro de los Balcanes occidentales se sitúa en la Unión Europea".

En su documento consideran que "una Serbia próspera y estable, plenamente integrada en la familia de naciones europeas, constituye un elemento de importancia para la estabilidad de la región".