Jueves, 13 de Diciembre de 2007

Una muestra de originales resalta en el centenario de Hergé la vigencia de Tintín

EFE ·13/12/2007 - 17:06h

EFE - Dibujos originales, primeras ediciones y otros objetos que forman parte de la exposición "Tintín en el mundo de Hergé. Colección Jordi Tardà", que se inaugura hoy en la Fundación Carlos de Amberes de Madrid con motivo del centenario del dibujante belga, padre del reportero más universal del cómic.

Una selección de 300 dibujos y piezas originales compone la exposición "Tintín en el mundo de Hergé. Colección Jordi Tardà", que remarca la vigencia del reportero más universal del cómic en el centenario de su creador, y que ha sido inaugurada hoy en Madrid por la Fundación Carlos de Amberes.

Hasta el próximo 13 de enero, los "tintinófilos" podrán disfrutar en la capital de una muestra que se exhibió antes en Gerona -donde fue visitada por 125.000 personas en sólo un mes, según el comisario y propietario de la colección, Jordi Tardà-, pero con un montaje diferente y un 25 por ciento de piezas que se exponen por vez primera.

"Tintín en el mundo de Hergé" es una muestra "didáctica, divulgativa y centrada en su vigencia artística" sobre el historietista belga y su personaje más célebre, ha explicado Tardà en la inauguración, a la que también asistió el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón.

Las piezas exhibidas proceden de la colección privada de Tardà -según él mismo,la segunda sobre Tintín más importante del mundo, después de la de la Fundación Hergé-, e incluyen dibujos y láminas originales, primeras ediciones de sus álbumes, curiosidades históricas y otras piezas que harán las delicias de los seguidores del personaje.

De entre los originales más valiosos, Tardà destaca la edición firmada por el autor del primero de sus álbumes, titulado "Tintín en el país de los soviets" y cotizado en más de 62.000 euros, o "Tintín et le paradis des jouets", un dibujo publicitario de Hergé que para su propietario es "la máxima expresión de la línea clara", como se conoce el característico trazo del dibujante belga.

Tras una primera parte divulgativa que explica el proceso creativo de Georges Rémi -verdadero nombre del padre de Tintín-, la exposición ofrece un recorrido alrededor del mundo tras los pasos del intrépido reportero, a través de los 24 álbumes publicados y otros dos que quedaron inconclusos.

Por orden cronológico y con la ayuda de bocadillos explicativos, los visitantes pueden contemplar los libros, revistas y fotografías en las que Hergé encontró inspiración para obras ambientadas en destinos tan exóticos como China, el Congo o Egipto.

Entre las curiosidades más llamativas se encuentra un ejemplar del diario galo "Libération", que informaba en su portada del fallecimiento de Hergé con una viñeta de Milú llorando la muerte de Tintín; el único álbum de "Viaje a la luna" firmado por Hergé y los tres astronautas del Apolo XII, o bocetos de "Tintín et le Thermozéro", un álbum que nunca vería la luz.

También puede contemplarse la revista "Galería de los traidores", un panfleto editado por la resistencia belga en el que se tachó a Hergé de fascista, "un sanbenito injustificado" en opinión de Tardà, que citó los álbumes "El loto azul" y "El cetro de Ottokar" como ejemplo de la "moralidad ejemplar" del belga.

El también escritor, periodista y promotor musical explicó que inició su colección, consistente en más de 2.500 piezas originales, por la "pasión" que desde pequeño siente por Tintín.

Como complemento a la exposición se ha editado una gaceta con textos de reconocidos "tintinófilos" como Juan Manuel Bonet, Fernando Castillo, Luis Alberto de Cuenca, Jon Juaristi, José Carlos Llop, Benoît Peeters, Stéphane Steeman, o el propio Jordi Tardá; e ilustrada por Gallego y Rey, Idígoras y Pachi, Ricardo y Nacho, Palix y Pierre Kroll.