Jueves, 13 de Diciembre de 2007

El pleno de la Audiencia Nacional rechaza tramitar una querella contra Castro

EFE ·13/12/2007 - 08:19h

EFE - La Audiencia Nacional ha rechazado la admisión a trámite de una querella contra el líder cubano, Fidel Castro, y otros tres miembros de su Gobierno por genocidio, crímenes contra la humanidad, torturas y terrorismo.

El pleno de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha rechazado que se tramite una querella del Comité de Ayuda a la Disidencia 2506 (CAD) contra el líder cubano Fidel Castro y el ex ministro de Turismo Osmani Cienfuegos por genocidio, crímenes contra la humanidad, torturas y terrorismo.

Desestima así el pleno de la Sala de lo Penal el recurso de súplica interpuesto por CAD contra la decisión del juez Santiago Pedraz de no tramitar la querella por considerar que "son los mismos cargos, crímenes y hasta los mismos querellantes de las no admitidas en los años 1998 y 2005" por su compañero, el magistrado Ismael Moreno.

Fuentes de la Audiencia Nacional señalaron que hasta el próximo martes no se notificará la resolución en la que quedará motivada esta decisión adoptada hoy por diecisiete de los diecinueve magistrados que componen el pleno de la Sala de lo Penal, ya que dos de ellos no asistieron a la reunión.

En la querella, que fue interpuesta el pasado 26 de febrero, se acusaba a Castro y a Cienfuegos de "ser responsables directos de la horrenda e injustificable muerte por asfixia de nueve prisioneros cubanos mientras eran trasladados en el año 1961" en Bahía Cochinos tras ser apresados.

Los nueve eran miembros de la brigada 2506, que desembarcó el 17 de abril de 1961 en las playas de Bahía de Cochinos, y murieron asfixiados durante un viaje de traslado en un furgón completamente cerrado.

El juez Ismael Moreno rechazó anteriormente, en noviembre de 2005, otra querella que interpuso la Fundación para los Derechos Humanos en Cuba contra Cienfuegos, los hermanos Fidel y Raúl Castro, y el embajador de ese país ante las Naciones Unidas en Ginebra, Carlos Amat.

Moreno argumentó entonces que debía rechazar la querella porque la jurisdicción española no es competente para investigar a un jefe de Estado en ejercicio y porque los hechos denunciados no eran constitutivos de los delitos de genocidio o terrorismo.

Estos mismos argumentos ya los esgrimió para no admitir en 1998 otra querella interpuesta por la misma Fundación contra el jefe del Estado cubano por idénticos cargos.

Por eso, esta última querella fue presentada con el nombre de otro grupo opositor al régimen de Castro, aprovechando además que éste había cedido temporalmente la jefatura del Estado a su hermano Raúl Castro, debido a sus problemas de salud.

Con la intención de que el juez no volviera a rechazar la querella por figurar un jefe de Estado, los querellantes optaron por que Raúl Castro no apareciese en esa tercera demanda.