Jueves, 13 de Diciembre de 2007

Mariscal reúne en una muestra 50 objetos cotidianos que "cambiaron nuestra vida"

EFE ·13/12/2007 - 16:41h

EFE - El diseñador Javier Mariscal supervisa la creación de un jardín diseñado por él en el certamen BilbaoJardín 2007 que se celebró en la ciudad de Bilbao en junio pasado.

El diseñador Javier Mariscal ha reunido en una exposición cincuenta objetos cotidianos "que han cambiado nuestra vida", como los pantalones vaqueros, la batidora Turmix, las piezas de Lego, la Polaroid o el teléfono móvil.

Se trata, según ha aclarado el diseñador valenciano en rueda de prensa celebrada en Bilbao, de una selección de objetos "muy personal", obligada a dejar fuera por limitación numérica creaciones "fantásticas" como "el bolígrafo y el mechero Bic".

"La exposición podría ser de 300 objetos o más porque en nuestra sociedad tenemos muchos objetos que nos han cambiado la vida", ha explicado Mariscal, que ha destacado que el diseño está relacionado con "la excelencia y el mejorar; se trata de pensar para que las cosas sean más fáciles".

Así, ha subrayado que "diseño es todo", porque todos los objetos han sido pensados, desde "la ropa, el cuarto de baño, las herramientas, el calzado... todo está diseñado, desde el biberón primero que te dan".

La exposición, que estará en Bilbao hasta el próximo 22 de diciembre, incluye piezas creadas por el propio Mariscal, como un taburete, un escobillero o un bolso.

"Ningún diseño mío ha cambiado la vida, como mucho ha cambiado la mía porque gracias a los 'royalties' (derechos de autor) vivo mejor", ha reconocido Mariscal, quien ha agregado, irónico: "Si he incluido algún objeto mío es para demostrar que soy humano, como el juez Garzón".

El resto de piezas de la muestra -todas ellas originales, no hay ninguna réplica- está también impregnada por la propia experiencia vital de este autor valenciano.

Así, la presencia de una motocicleta Vespa se explica en que Mariscal posee catorce, ya que "siempre" ha estado "enamorado" de ella y ha considerado que este vehículo "revolucionó" el concepto de moto existente antes de su creación en los años cincuenta, al colocar el motor en la parte trasera en lugar de "entre las piernas".

El paquete de tabaco "Gitanes" (1947) quedó grabado en el recuerdo de Mariscal cuando de niño viajó a París y su padre compró estos cigarrillos. La imagen le caló tan hondo que el diseñador ha recordado que "la experiencia de fumar un 'Gitanes' es mejor que ir al Louvre a ver a la señora que se ríe".

También se incluye una guitarra Fender de 1954 que resarce a Mariscal de la "frustración" de no haber sido cantante, una vocación que sintió desde joven: "La primera guitarra eléctrica que sonó en Valencia fue en mi casa", ha asegurado.

Una colección de relojes "Swacht", el primer "compact disc", un ordenador Apple, lámparas, sillas, un reproductor mp3, un cenicero o incluso unas gafas Ray-Ban de 1937 son otras de las piezas de esta exposición de objetos "emblemáticos".

Javier Mariscal se ha mostrado convencido de que todos estos objetos "hablan mucho de una sociedad, de su cultura y sus valores. Hablan de una época. Son como esponjas, recogen una manera de ser".