Jueves, 13 de Diciembre de 2007

La ministra de Fomento dice que los sabotajes al TAV vasco tendrán una respuesta contundente

EFE ·13/12/2007 - 15:05h

EFE - La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, conversa con el presidente del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias, Antonio González, durante la visita que realizó a las obras de la red de alta velocidad conocida como "Y Vasca".

La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, ha asegurado hoy durante una visita a las obras del Tren de Alta Velocidad del País Vasco, que las campañas de sabotaje a este proyecto tendrán una respuesta "contundente" en los tribunales o a través de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

"No vamos a consentir que se paralice, se retrase o se entorpezca" el proyecto ferroviario conocido como "Y" vasca después de que "tanto ETA como el mundo del abertzalismo radical lo hayan puesto en su punto de mira", ha subrayado la ministra.

Magdalena Álvarez, acompañada del delegado del Gobierno en el País Vasco, Paulino Luesma, y del presidente de Adif, Antonio González, ha supervisado esta mañana las obras del subtramo del TAV entre las localidades alavesas de Arrazua Ubarrundia y Legutiano.

En un encuentro con la prensa, la ministra se ha referido a las movilizaciones de la izquierda abertzale en contra de las obras y a los ataques a empresas que participan en su construcción.

Tras expresar el apoyo del Gobierno a las empresas y trabajadores, Álvarez ha recalcado que el proyecto cuenta con el apoyo de la mayoría de la sociedad vasca y destacado que, frente a la minoría que lo rechaza, se pondrán "todos los esfuerzos" para que cualquier intento de oposición "no tenga ninguna posibilidad de ser".

El TAV es "irreversible", ha reiterado la ministra, quien también ha agradecido el esfuerzo de la Ertzaintza y del Departamento vasco de Interior y su "magnífica" coordinación y colaboración con las Fuerzas de Seguridad del Estado.

Preguntada por la posición de los Ayuntamientos gobernados por ANV que se oponen a la expropiación de terrenos en relación a esta obra, la responsable de Fomento ha explicado que los servicios jurídicos están estudiando las soluciones y ha aclarado que "cada vez que surja un problema habrá una solución dentro de nuestro Estado de Derecho".

"Nadie va a impedir" que haya una conexión ferroviaria en el País Vasco "y los servicios jurídicos dirán qué posibilidades tenemos y en ese marco actuaremos", ha señalado.

El TAV o "Y" vasca tendrá 165 kilómetros, sin contar con los accesos a las tres capitales vascas, y la inversión total asciende a 4,2 millones de euros.

La línea ferroviaria enlazará las tres capitales vascas e Irún y se conectará con el Tren de Alta Velocidad procedente de Madrid, a través de Valladolid y Burgos, además de con la red europea vía Francia.