Jueves, 13 de Diciembre de 2007

La UE boicoteará la próxima reunión si EEUU no acepta el recortes de emisiones

EFE ·13/12/2007 - 09:13h

EFE - Imagen de archivo del secretario ejecutivo de la XIII Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (UNFCCC), Yvo de Boer.

La Unión Europea (UE) amenazó hoy con boicotear la reunión sobre cambio climático organizada por Estados Unidos en Honolulu (Hawai) el mes próximo si Washington no acepta en la Conferencia de Bali objetivos en los recortes a sus emisiones de gases contaminantes.

"Si no hay resultados en Bali, no habrá otras reuniones de las economías más poderosas", advirtió el ministro alemán de Medio Ambiente, Sigmar Gabriel, en la XIII Conferencia de la ONU sobre Cambio Climático que se celebra en esta isla indonesia.

Gabriel señaló que nuevas reuniones, como la de enero en Hawai o la de febrero en París, no tendrían sentido sin objetivos concretos y puntuales sobre la mesa.

El comisario europeo de Medio Ambiente, Stavros Dimas, ofreció ayer la reducción en los países de la UE de sus niveles de emisiones de gases contaminantes en un 30 por ciento para 2020 si los demás países se comprometen a un esfuerzo igual.

Otros Gobiernos presentes en Bali también han formulado medidas y objetivos concretos, pero Washington ha eludido hasta el momento hablar de números y compromisos puntuales.

La subsecretaria norteamericana de Estado para la Democracia y los Asuntos Globales, Paula Dobriansky, defendió en Bali un acuerdo "flexible", para integrar a todos, y que "contenga un objetivo global de reducción de emisiones y planes nacionales que marquen objetivos a medio plazo".

El secretario ejecutivo de la Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático, Yvo de Boer, manifestó hoy estar "muy preocupado" por el ritmo de las negociaciones y dijo que el proceso puede derrumbarse "como un castillo de naipes" si no se produce un cambio antes del mediodía de mañana, día de la clausura.

"Estamos en una situación de todo o nada", manifestó De Boer, al explicar que un pequeño grupo ministerial, encabezado por Indonesia, el país anfitrión, se encarga de preparar el documento final y necesita completar su trabajo en ese plazo para que las delegaciones puedan leerlo y aprobarlo.