Jueves, 13 de Diciembre de 2007

El parlamento inglés exige a Brown un referendum para aceptar el Tratado

AGENCIAS ·13/12/2007 - 14:15h

Los parlamentarios -laboristas, conservadores y liberales demócratas- colocaron una serie de señales de tráfico modificadas con mensajes de protesta en las inmediaciones de las sedes de las instituciones europeas.

La intención de los diputados que participan en la campaña "Quiero un referéndum" es presionar al primer ministro Gordon Brown para que convoque un referéndum sobre el nuevo Tratado europeo, que hoy han firmado en Lisboa los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete.

"Queremos que el Gobierno británico cumpla la promesa que hizo y someta el Tratado a una consulta", señaló en unas declaraciones a la prensa el líder de la campaña, Derek Scott, antiguo asesor económico del ex primer ministro Tony Blair.

En su opinión, "es muy peligroso seguir adelante con un sistema donde los políticos toman todas las decisiones" y "no tienen en cuenta la postura de la gente".

La petición de un referéndum ha unido a los conservadores, defensores oficialmente de que el texto se someta a referéndum, con un grupo importante de diputados laboristas, que piden a Brown que "cumpla con las promesas electorales" del partido.

Mientras, el Ejecutivo sostiene que la consulta no es necesaria porque cree que el Tratado -que sustituye a la fallida Constitución de la UE- sólo cede soberanía nacional a Bruselas en áreas muy limitadas.

Junto al Partido Conservador, varios periódicos como el "Sun", el "Daily Mail" o el "Daily Telegraph" están haciendo campaña para forzar a Brown a consultar a los británicos.

Previsiblemente, Irlanda -que debe hacerlo por ley- será el único Estado miembro que someta a referéndum el Tratado de Lisboa, que si se cumplen los calendarios entraría en vigor en 2009.