Jueves, 13 de Diciembre de 2007

Gallardón admite "deficiencias" y "efectos perversos" pero no "desorden"

EFE ·13/12/2007 - 14:29h

EFE - En la imagen del pasado mes de noviembre, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, durante su intervención en el Foro Madrid.

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ha admitido hoy que en la capital existen "deficiencias" en la tramitación de licencias y que esto genera "efectos perversos", pero ha rechazado que haya "un desorden generalizado" en la situación legal de los edificios de la ciudad.

Ruiz-Gallardón ha hecho estas afirmaciones en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal de su Gobierno, después de que su equipo denunciara que la sede del PSOE en la calle Ferraz carecía de licencia de funcionamiento desde su apertura en 1981 y de que los socialistas contraatacaran afirmando lo mismo respecto a la central del PP en la calle Génova y las oficinas de la FAES.

Por un lado, el alcalde ha dicho ser consciente "de las deficiencias en la tramitación de licencias con los efectos perversos que eso tiene para el buen funcionamiento de la ciudad" y ha hablado sin reparos de "un déficit de gestión que vamos a corregir".

Pero, por otro, ha defendido que "esta es una ciudad que funciona con unos servicios municipales muy eficientes", ha dicho que las "mismas dificultades" las tienen todas las ciudades, sobre todo las grandes, y ha culpado de ello a la normativa actual, que en su opinión "no es válida para una ciudad del dinamismo de Madrid".