Jueves, 13 de Diciembre de 2007

Sánchez Galán dice que la salida a Bolsa es una decisión acertada a pesar del mal día

EFE ·13/12/2007 - 13:06h

EFE - El presidente de Iberdrola Renovables, Ignacio Sánchez Galán, durante la presentación del acto de salida a bolsa de esta filial del grupo Iberdrola.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, dijo hoy que la salida a Bolsa Iberdrola Renovables ha sido una decisión acertada, a pesar del mal día que está viviendo el mercado.

Sánchez Galán dijo a la prensa que la compañía de energías alternativas ha salido a un precio muy atractivo y tiene un potencial de crecimiento entre el 30 y el 40 por ciento.

Añadió que 420 fondos de inversión institucionales y 300.000 inversores particulares han confiado en la salida a Bolsa de la compañía y que esto es lo realmente importante, a pesar de las circunstancias concretas de cotización de cada día.

"Intentamos no salir con el valor máximo ni con el mínimo que nos daban los mercados, sino con un precio medio", explicó el presidente de la eléctrica tras la ceremonia de salida a Bolsa de esta empresa.

"La Compañía combina un posicionamiento sólido y de claro liderazgo en el presente" -es el líder mundial en energía eólica-, con más de 7.300 megavatios (MW) de potencia instalada a 30 de septiembre de 2007, explicó la fuente.

Añadió que Iberdrola Renovables cuenta con una cartera de proyectos de más de 41.000 MW a esa fecha, que le permitirá instalar 2.000 MW anuales y alcanzar 13.600 MW en el año 2010.

La compañía, dijo, tiene previsto invertir en los próximos tres años más de 9.000 millones de euros, construir más de 2.000 MW anuales lo que la va a permitir duplicar el beneficio bruto operativo en los próximos años.

Sánchez Galán destacó que esta salida a Bolsa es una apuesta por las energías renovables, con mayor atención por las fuentes de energías limpias como una alternativa a las tecnologías tradicionales.

"Seis años después, se ha demostrado que aquella visión era la acertada de cara a reducir las emisiones y a satisfacer las presentes y futuras necesidades energéticas, en un contexto internacional marcado por un fuerte incremento de la demanda mundial y una cada vez mayor escasez de combustibles fósiles", dijo el presidente de Iberdrola.