Jueves, 13 de Diciembre de 2007

Teherán propone a Moscú crear un empresa gasística conjunta

EFE ·13/12/2007 - 12:28h

EFE - Vista del centro de la estación de compresión del gasoducto Asia Central-Centro, de la empresa rusa Gazprom, ubicada en la aldea Alexandrov Gai, frontera entre Kazajstán y Rusia.

El ministro de Asuntos Exteriores iraní, Manuchehr Mottaki, propuso hoy a Rusia la creación de un empresa gasística conjunta.

"La creación de una compañía gasística conjunta podría ser uno de los ámbitos de nuestra cooperación", dijo Motattaki, citado por la agencia Interfax, en la inauguración de la séptima reunión de la comisión intergubernamental ruso-iraní que se celebra en Moscú.

El jefe de la diplomacia iraní, copresidente de la comisión intergubernamental, resaltó que pese al importante incremento del intercambio comercial entre ambos países existe un desequilibrio significativo en favor de Rusia.

Serguéi Kirienko, director del consorcio estatal de energía nuclear Rosatom y copresidente por la parte rusa de la comisión intergubernamental, declaró, por su parte, que los intercambios entre Rusia e Irán se han más que duplicado en lo que va de año.

De acuerdo con datos del ministerio de Desarrollo Económico de Rusia el intercambio comercial ruso-iraní totalizará este año más de 2.500 millones de dólares.

Para corregir el desequilibrio comercial, Mottaki sugirió ampliar la participación de los contratistas iraníes en proyectos en el territorio de la Federación Rusa e impulsar la cooperación bilateral en proyectos en terceros países, en particular en Asia Central y la zona del golfo Pérsico.

Como ya es habitual uno de los temas centrales de las conversaciones ruso-iraníes es la construcción en Irán de la central eléctrica nuclear de Bushehr, proyecto que lleva a cabo la empresa rusa Atomstroyexport y valorado entre 800 y poco más de 1.000 millones dólares.

La puesta en marcha de esa planta eléctrica, que tendrá 1.000 megavatios de potencia, se ha visto retrasada por los impagos iraníes.

En su anterior visita a Moscú, en septiembre pasado, Mottaki no consiguió concretar los plazos de la puesta en marcha de la planta nuclear y del suministro de combustible atómico ruso para su funcionamiento.

Rusia e Irán suscribieron a principios de 2005 un protocolo adicional sobre la devolución a Rusia del combustible nuclear usado en la central atómica de Bushehr.