Jueves, 13 de Diciembre de 2007

El BCE advierte de la incertidumbre por el impacto en la economía de los riesgos en los mercados

EFE ·13/12/2007 - 11:10h

EFE - El Presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, responde a las preguntas de los periodistas durante una rueda de prensa del Banco en Frankfurt, el pasado 6 de diciembre.

El BCE advirtió hoy de que continúa la incertidumbre por el impacto que tendrá en la economía "la revaluación actual de riesgos en los mercados financieros", donde escasea la liquidez.

En su último boletín del año, publicado hoy, el BCE añadió que "su política monetaria está preparada para contrarrestar los riesgos al alza sobre la estabilidad de precios" de la zona del euro, es decir, para subir los tipos de interés.

La entidad monetaria observó en el informe de diciembre que existen "presiones al alza a corto plazo sobre la inflación muy fuertes", con el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) en el 3 por ciento en noviembre.

Pese a la existencia de presiones inflacionistas, el banco europeo dejó inalterado la semana pasada el precio del dinero en el área euro en el 4 por ciento, debido a la incertidumbre actual en la economía por el impacto que puede tener la crisis financiera.

Tras haber subido los tipos de interés en dos ocasiones en la primera mitad del año, en 50 puntos básicos en total, el BCE ha interrumpido el resto del año la restricción de su política monetaria y ha mantenido las tasas.

Los expertos prevén que el BCE dejará inalterados los tipos de interés de la zona del euro los próximos meses por la incertidumbre económica y las tensiones en el mercado de dinero.

Otras bancos centrales como la Reserva Federal estadounidense (Fed), el Banco de Inglaterra y el Banco de Canadá han recortado los tipos de interés para mitigar los efectos negativos de la crisis crediticia sobre la economía.

En el boletín de diciembre, el BCE hizo hincapié en que "el consejo de gobierno prestará gran atención las próximas semanas a los acontecimientos en los mercados financieros".

En la primera acción concertada desde los atentados terroristas en EEUU del 11 de septiembre de 2001, el BCE y la Fed ofrecerán las próximas semanas liquidez adicional en dólares a los bancos comerciales de la zona del euro para contribuir a la estabilidad del sistema financiero en lo que queda de año, periodo en que los tipos interbancarios son más volátiles.

En el mercado de dinero del euro, el Euribor a tres meses, el tipo de interés al que se prestan los bancos comerciales, subió ayer hasta el 4,95 por ciento, por lo que se aleja mucho del tipo rector del 4 por ciento del BCE.

En medio de fuertes tensiones en el mercado de dinero, el encarecimiento de algunos alimentos y del petróleo ha creado presiones al alza sobre los precios de la zona del euro.

"Los precios del petróleo han subido fuertemente en los últimos meses y de los alimentos notablemente, lo que refleja una demanda global mayor", según el BCE.

Añadió que "el consejo de gobierno asegurará que no se materialicen efectos de segunda vuelta", es decir, que la subida de los alimentos y de la energía no se traslade a incrementos en otros precios y a los salarios.

El BCE, cuyo principal mandato es garantizar la estabilidad de precios de los países que comparten el euro, prevé que la inflación superará ampliamente el 2 por ciento en los próximos meses y que "se moderará gradualmente a lo largo de 2008".

El banco europeo define la estabilidad de precios como una tasa de inflación cercana pero siempre por debajo del 2 por ciento.