Jueves, 13 de Diciembre de 2007

La utoridad bursátil francesa invalida la oferta de Rivero y Soler sobre Gecina

EFE ·13/12/2007 - 12:54h

EFE - El presidente de Metrovacesa, Joaquín Rivero, durante una visita que realizó a la Agencia Efe.

La Autoridad de los Mercados Financieros de Francia (AMF) invalidó hoy la oferta de Joaquín Rivero y de Bautista Soler sobre la inmobiliaria francesa Gecina al considerar que actúan de acuerdo y que la operación lesionaría los derechos de los accionistas minoritarios.

En un dictamen, la AMF concluyó que Rivero y Soler "actúan de acuerdo" en esa oferta y que "los accionistas de Gecina no disponen, por ahora, de la información coherente y completa requerida en el marco de la oferta pública de compra que les está dirigida".

También decidió que la cotización de Gecina y del vehículo Medea (creado para llevar a cabo esta compleja operación) debían volver a cotizar en la Bolsa de París a partir de las 13.00 locales (12.00 GMT).

Según el gendarme bursátil francés, la operación que lideraban Rivero y Soler sobre Gecina, derivada de los acuerdos para partir Metrovacesa, implicaba que los dos juntos iban a pasar de una participación en la inmobiliaria francesa del 33,16% desde el pasado 27 de noviembre al 42,7%.

Al llegar a ese porcentaje superaban al alza un tercio del capital y, puesto que la AMF estima que actúan de acuerdo, hubieran tenido que lanzar una opa sobre el resto del capital de la empresa, como había exigido la Asociación de Accionistas Minoritarios (ADAM).

Para argumentar su idea sobre la acción de concierto de los dos empresarios españoles, la autoridad bursátil afirma que las operaciones realizadas en el acuerdo de separación de Metrovacesa "no podrían caracterizarse como acciones individuales" sino que "al contrario demuestran un comportamiento común, solidario y, además, con una dimensión obligatoria fuerte entre esas personas para adquirir y ejercer derechos de voto en Gecina".

En definitiva que "esas operaciones sucesivas no pueden ejecutarse sin una concertación mutua reiterada en cada etapa entre Rivero y Soler".

Rivero, sin embargo, sostenía que el acuerdo de separación no implicaba una voluntad de acción de concierto con Soler y no podía interpretarse más que -de acuerdo con el resumen de la AMF- como "un consentimiento para la realización puntual de un nombre limitado de operaciones indivisibles para escindir Metrovacesa y poner fin a un largo conflicto entre sus principales accionistas".

Una referencia al acuerdo del pasado 19 de febrero por el que la familia Sanahuja se comprometía a aportar sus títulos de Gecina (un 26,98%) a la oferta, mientras Rivero (17,80%) y Soler (15,36%) se comprometían a no aportarlas y a comprar las primeras a un precio de 129,36 euros cada una.