Jueves, 13 de Diciembre de 2007

Las urgencias materno infantiles de Can Ruti recuperan la normalidad

EFE ·13/12/2007 - 10:57h

EFE - Una paciente del hospital Germans Trias i Pujol de Badalona (Barcelona), permanece en el exterior del centro tras ser evacuada debido al incendio que se inició ayer en un taller de mantenimiento situado en el sótano.

Las urgencias del servicio materno infantil del hospital Germans Trias i Pujol de Badalona, conocido como Can Ruti, han recuperado la normalidad y se espera que el resto de las urgencias generales lo hagan a mediodía.

La consellera de Salud, Marina Geli, ha explicado que los sistemas informáticos que estaban interrumpidos a causa del incendio de ayer ya empiezan a funcionar con normalidad y Telefónica trabaja para restablecer el servicio telefónico del centro hospitalario, según ha dicho en declaraciones a TV3 recogidas por EFE.

En este centro hospitalario se registró ayer un pequeño incendio en los sótanos del edificio que generó una intensa humareda que se extendió a gran parte del hospital a través de los conductos de ventilación y que obligó a desalojar unos 175 pacientes ingresados y a anular unas mil consultas externas y medio centenar de intervenciones quirúrgicas.

Respecto a las causas del incendio, que se originó según la consellera en la zona de vestuarios, ha informado de que los Mossos d'Esquadra han abierto una investigación para conocer las causas del fuego, que se propagó al cableado eléctrico y que, al arder en combustión lenta, fue lo que generó gran cantidad de humo.

Geli ha asegurado que este incendio, tras el registrado el pasado septiembre en el hospital de la Vall d'Hebron, no tiene que ver con una falta de inversiones sino que es fruto de la "casualidad", y ha recordado que el edificio de Can Ruti tiene treinta años y está en fase de rehabilitación y renovación de sistemas.

En concreto, ha mencionado que estaba prevista una inversión de 20 millones de euros para la zona de urgencias y que se han iniciado obras de mantenimiento por valor de otros 12 millones.