Miércoles, 12 de Diciembre de 2007

Tau y Unicaja superan en casa a los equipos griegos

Los vitorianos se impusieron por 75-64 al Olympiacos y los malagueños mantuvieron su racha en el Martín Carpena ante el Aris de Salónica.

AGENCIAS ·12/12/2007 - 22:30h

AFP - El jugador del Olympiacos Arvydas Macijauskas entra a canasta ante Simas Jasaitis, del TAU.

El Tau Cerámica, muy intenso y con unos excelentes Pete Mickeal, Zoran Planinic y Mirza Teletovic, alejó todos los fantasmas que se cernían sobre los de Neven Spahija, al superar con todo merecimiento (75-64) a un Olympiacos que esta vez fue inferior.

Mala puesta en escena del Olympiacos, por el lado griego, ya que los hombres de Pinhas Gershon fueron superados por la agresividad baskonista y los triples del serbio Igor Rakocevic, con tres en su haber dentro de los primeros ocho minutos de la confrontación (22-11).

La vuelta a pista de hombres como Arvydas Macijauskas y el pivote Ioannis Bourousis, en el segundo cuarto, dio otro aire en ataque al equipo de El Pireo, hasta conseguir recortar la diferencia en su contra en el m. 12 (27-20), tras un parcial de 2-6 a favor de los helenos.

Entre la pérdida de intensidad defensiva por parte de los locales y la subida de su nivel de juego a cargo del Olympiacos, junto con las técnicas y las faltas antideportivas en contra del Tau Cerámica, lo cierto es que el equipo vitoriano acabó el segundo cuarto con una desventaja en el 'luminoso' de dos puntos (36-38), después de perder el parcial de los segundos diez minutos (11-24).

Igor Rakocevic también bajó bastante su nivel ofensivo durante el segundo cuarto, con lo que el Tau se vio superado claramente por su oponente en los segundos diez minutos.
Un parcial de 9-12 para el Olympiacos en el inicio del tercer cuarto, permitió seguir arriba al equipo heleno por una diferencia de cinco puntos (45-50).

A falta de 3 minutos y 37 segundos para el término del lance, un marcador de 68-61, que dejaba todo en el aire hasta el final. Ambos equipos perdonaron mucho en ataque en los minutos finales, hasta que Mirza Teletovic rompió el atasco ofensivo para el Tau (70-61, m. 40); luego Milos Teodosic anotó un triple (70-64); y, de nuevo, el bosnio Teletovic, logró otra canasta decisiva (72-64) a falta de escasos segundos para el final.

Zoran Planinic, con un triple casi sobre la bocina, dejó el marcador final en un justo y merecido 75-64, que sirvió para superar al Olympiacos en el 'basket-average', tras el 95-90 de la primera vuelta en El Pireo.

El Unicaja, un año sin perder en Euroliga en casa

El Unicaja repite registros y con la victoria de hoy, justa, ante el Aris de Salónica por 73-52, cumple un año sin conocer la derrota como local. La última vez que el conjunto malagueño perdió en el Martín Carpena de Málaga fue el pasado 14 de diciembre de 2006 ante el Maccabi.

El partido empezó mal para los locales. Pero en el Unicaja hay un jugador que está en estado de gracia y que su periplo por la selección española el pasado verano no le ha causado ninguna línea descendente en su juego. Se trata del base Carlos Cabezas, que con diez puntos consecutivos, dos triples, dos tiros libres y una canasta de dos, adelantó a su equipo y puso la primera piedra de lo que podría ser una victoria holgada. 18-9, minuto 10.

Cabezas continuó con su festival anotador en el segundo cuarto hasta que el técnico italiano, Sergio Scariolo, le otorgó un merecido descanso, porque en un futuro, podría ser importante su trabajo. Sus compañeros no desentonaron, aunque en algunos momentos se notó la ausencia del internacional.

El Unicaja cimentó la victoria parcial en el rebote y la defensa y el conjunto griego intentó por todos los medios no distanciarse en el marcador para en la segunda parte buscar un triunfo. 31-26, minuto 20.La idea del Aris no le resultó. El Unicaja muy centrado en el inicio no se dejó sorprender.

Las fuerzas del Aris duraron treinta minutos. El último y definitivo periodo terminó por marcar la diferencia de los dos equipos. Un parcial de 8-0, con dos triples del base serbio Bojan Popovic y del alero croata Davor Kus, respectivamente, y una canasta de dos 63-43, minuto 32, dejó sentenciado el encuentro.

El ala-pívot estadounidense Marcus Haislip, que reaparecía en la Euroliga tras superar una rotura fibrilar en uno de sus muslos, fue el mejor de este cuarto. La diferencia cada vez aumentaba más 71-46, a falta de cinco minutos, y el Aris, superado en todos los niveles intentó maquillar el resultado 73-52.