Jueves, 27 de Septiembre de 2007

Portugal juzgará al Solitario antes que España

El delincuente puede ser entregado sólo temporalmente

PÚBLICO ·27/09/2007 - 22:09h

Jaime Giménez Arbe, más conocido como el Solitario, será juzgado en Portugal antes de ser extraditado. Así lo decidió ayer la justicia portuguesa, que dejó claro que el detenido puede ser entregado temporalmente para que declare en los procesos que tiene abiertos en España. Y no son pocos: el Solitario está acusado de una treintena de atracos a mano armada y del asesinato de tres policías.

Fuentes del Tribunal de Relación de Lisboa explicaron ayer a la agencia EFE que esta solicitud se retrasará hasta que Giménez Arbe responda en Portugal por los cargos de intento de robo a mano armada, y tenencia ilegal de armas y documentos falsos. La acción de la justicia lusa no interfiere, en principio, con los requerimientos de tribunales que soliciten la comparecencia temporal de Giménez Arbe en España.

Pero el delincuente, que ya expresó su rechazo a ser entregado a las autoridades españolas, puede también recurrir las decisiones sobre posibles traslados temporales para "ser oído" en su país. El Solitario se niega a que le trasladen temporal o definitivamente a España porque considera que tiene "aseguradas mejores condiciones de defensa" en Portugal, según explicó su abogado, Gil Teixeira. El letrado señaló que su cliente, además, recela de los interrogatorios a los que le pueden someter en España.

Penas de 20 años

Jaime Giménez Arbe fue detenido el pasado 23 de julio en la localidad lusa de Figueira da Foz, cuando se disponía a atracar un banco. En el momento del arresto llevaba consigo varias armas. Las autoridades portuguesas le imputan unos delitos castigados con cerca de 20 años de cárcel. Una pena, eso sí, que puede resultar casi anecdótica si se compara con la que le puede caer en España. El delincuente más buscado por la Policía durante casi 15 años está reclamado por tribunales de numerosas localidades.

Navarra puede ser el primer destino al que sea entregado temporalmente, siempre que los mecanismos judiciales no se vean obstaculizados por los posibles recursos del acusado y el avance de su propio juicio en Portugal. El proceso judicial en la Corte portuguesa podría durar cerca de dos años, y está todavía pendiente de la acusación formal de la fiscalía, uno de los primeros pasos legales.

Giménez Arbe, de 51 años, se encuentra internado en la cárcel de Monsanto, en Lisboa, tras ser trasladado desde Coimbra. Se trata del penal más seguro de Portugal.