Miércoles, 12 de Diciembre de 2007

Ninguna oferta por el retrato de Felipe IV pintado por Velázquez

EFE ·12/12/2007 - 22:52h

EFE - Retrato de cuerpo entero del rey Felipe IV pintado por Velázquez en 1628, que es réplica o copia del que se conserva en el Museo del Prado, durante la subasta celebrada esta tarde en la Sala Retiro de Madrid.

Ninguna oferta se ha presentado esta tarde para adquirir el retrato de cuerpo entero del Rey Felipe IV, pintado hacia 1628 por Diego Velázquez, con un precio de salida de 2,5 millones de euros, durante la subasta extraordinaria de la Sala Retiro.

Al término de la sesión, dos coleccionistas particulares han mostrado su interés por el cuadro, que está considerado una copia o réplica del que se conserva en el Museo del Prado, del pintor sevillano.

El retrato de Felipe IV ha sido fechado por los expertos gracias a la existencia de una fotografía antigua, anterior a la masiva restauración que sufrió el cuadro en el que se lee: "Velázquez fecit 1628".

La obra fue estudiada en el año 2000 por el doctor Peter Cherry del Departamento de Historia del Arte del Trinity College de la Universidad de Dublín.

En su informe, menciona como precedente directo el cuadro del Prado y explica los estudios técnicos practicados al retrato, que lo acercan a las obras realizadas por Velázquez en sus primeros años en Madrid.

Al igual que en el cuadro del Prado, en el retrato de Felipe IV, se utiliza una tela de tafetán sobre la que se hace la preparación blanca, muy impregnada en cola, de carbonato cálcico, y después se aplica una segunda imprimación roja, de greda o tierra de Esquivias, típica de la pintura madrileña.

El informe hace referencia al "defectuoso" estado de conservación del cuadro, con "muy torpes" restauraciones, pero a pesar de ello se detectan los detalles característicos de la pincelada del pintor y de sus toques puntuales y precisos.

El estado de conservación de la obra ha llevado a los expertos a coincidir en la necesidad urgente de una restauración minuciosa y profesional del lienzo que le devuelva su imagen original.

La inscripción del cuadro dice que este retrato "original" de Felipe IV perteneció al secretario real Pedro de Contreras y a su hijo Don Sebastián Antonio de Contreras, quien lo dejó en mayorazgo a sus descendientes.

Durante la subasta, un coleccionista privado ha adquirido por 425.000 euros el óleo y temple sobre lienzo "Carmen de Córdoba", de Julio Romero de Torres, que tenía un precio inicial de 300.000 euros.

Otro particular ha comprado por 160.000 euros un Belén Napolitano del siglo XVIII, compuesto por veinticuatro figuras de distintos tamaños, desde doce hasta cuarenta centímetros.

Esta representación del nacimiento de Jesús, que tenía un precio de salida de 150.000 euros, está conformada por el Misterio, los Tres Reyes Magos, dos personajes del Cortejo de los Reyes, cinco campesinos nobles, dos pastores, dos ángeles mancebos, dos ángeles niños y cinco animales, hechos en madera, terracota, estopa y tejidos como seda bordada, algodón, paño y terciopelo.