Miércoles, 12 de Diciembre de 2007

Los pacientes no quieren cirugía privada

Los enfermos que rechazan ser derivados a un centro concertado en Madrid suben un 292% en tres años, según UGT

PATRICIA RAFAEL ·12/12/2007 - 21:56h

"Los pacientes prefieren continuar en la lista de espera a tener que operarse en la sanidad privada". Es la conclusión de Carmen López, secretaria de políticas sectoriales de UGT Madrid, a la vista de los datos: el porcentaje de pacientes que rechaza operarse en centros sanitarios privados (financiados por la Comunidad) ha aumentado un 292% en los últimos tres años.

Amparo Panizo, una getafense de 50 años engrosa el porcentaje. Cuando llevaba dos años esperando a que la operaran "de una especie de juanete muy doloroso", le ofrecieron intervenirse en un centro de la Cruz Roja, concertado, de la capital. Se negó.

"Tenía que ir a Madrid (a 20 km de casa) y sabía, por conocidos que habían aceptado centros privados, que no se ocupaban del postoperatorio. Yo eso no lo quería para mí", explicaba ayer la mujer.

El informe del sindicato UGT, a partir de datos oficiales de la Consejería de Sanidad, muestra una subida constante desde que la Comunidad de Madrid puso en marcha el plan de reducción de listas de espera quirúrgica en junio de 2004 por una promesa electoral de Aguirre: si en septiembre de ese año el número de pacientes que rechazó operarse en un centro privado fue de 4.700, en el mismo mes de este año fueron 13.303 los que prefirieron seguir en la lista de espera para ir a un hospital público.

"No pueden obligar a un paciente a operarse en un centro privado", señala Carmen López. El sindicato denuncia que los enfermos que se niegan a acudir a un hospital concertado "se les penaliza con una espera como mínimo de seis meses más". Es lo que le ocurrió a Amparo: "Me advirtieron que si no iba a la Cruz Roja esperaría por lo menos medio año".

Denuncia en los medios

Pero la mujer no se quedó parada y denunció su caso en los medios. "A los cuatro días de salir en un periódico me llamaron del Hospital de Getafe y me aseguraron que me operaban en 15 días, ¡cuando me habían dicho que serían seis meses!", exclama.

Para reducir las listas de espera quirúrgica la Comunidad estableció conciertos con centros privados y derivó a ellos a los pacientes. Cambió el sistema de cómputo de enfermos y el ministerio le expulsó del sistema nacional de información sobre listas de espera.

Para UGT, el plan regional no ha servido de nada y exige la creación de un nuevo programa para la reducción de espera. El número ha disminuido comparando los datos de septiembre de 2004 (47.966) al mismo mes de este año (40.793) a pesar de que la población ha subido un 7,4%. El sindicato denuncia la subida del 37,2% en los dos últimos años. Sanidad no quiso responder ayer a estos datos.

 

 Lista estructural

Cómputo oficial

Los que cuentan para Madrid. Son los enfermos a los que ha ya visto el anestesista. En el resto del país, la lista se inicia cuando el especialista prescribe la operación.

No programables

Sin computar

Son los transitoriamente no programables. Se refiere a los que permanecen sin contar en la lista de espera desde que se realiza la petición de operación hasta que se terminan todos los exámenes .

Rechazo

Quedan excluidos

De esta grupo forman parte los enfermos que han rechazado operarse en un centro concertado. Para la Comunidad no cuentan a efectos de espera.