Archivo de Público
Lunes, 16 de Noviembre de 2009

Programas bienestar trabajador sobreviven pese a crisis: sondeo

Reuters ·16/11/2009 - 15:52h

Mantener a los trabajadores sanos y saludables mediante los llamados programas de bienestar sigue siendo una prioridad para muchas compañías pese a las presiones financieras provocadas por la desaceleración económica mundial, según mostró el lunes un sondeo.

A nivel global, la mayoría de los empleadores ofrece al menos un programa -con beneficios que van desde una vacuna contra la gripe hasta descuentos en gimnasios- para aliviar los riesgos de una mala nutrición, obesidad, inactividad y estrés, dijo el sondeo de la compañía recursos humanos Buck Consultants.

Barry Hall, líder de investigación global de Buck, dijo que en el pasado las crisis económicas provocaban el fin de los programas de bienestar. Y agregó que, mientras un cuarto de las compañías se vieron forzadas a reducir sus iniciativas, otro 19 por ciento incrementó sus esfuerzos por mantener a sus trabajadores en buen estado.

"Encontramos que, en gran medida, esto no es lo primero que se reduce", dijo. "La creencia, la finalidad y las razones detrás de estos programas son diferentes a las del pasado".

"Antes se pensaban como beneficios o ventajas para las personas. Hoy es una cuestión mucho más estratégica. Se trata de cómo conseguir que cada empleado se comprometa más con su salud y su estilo de vida", dijo Hall.

Más de 1.100 empleadores de 45 países que representan a más de 10 millones de trabajadores respondieron la encuesta online, que fue ofrecida en 10 idiomas y respondida por gerentes de nivel alto y medio con responsabilidades en temas de salud y bienestar.

El sondeo halló que el 64 por ciento de los empleadores encuestados dijo que tenía una estrategia de bienestar, superando el 60 y el 49 por ciento registrados en los años 2008 y 2007 respectivamente. Pero de este total, dos tercios dijeron que no habían implementado completamente sus planes.

Los programas de bienestar son más comunes en América del Norte, donde el 75 por ciento de los empleadores los ofrecen, pero también están creciendo en popularidad en otras partes del mundo.

En Estados Unidos, el principal objetivo de los empleadores fue reducir los costos de los servicios de salud, mientras que en el resto del mundo se buscó aumentar la productividad.

"Los empleadores estadounidenses están pagando en promedio el 80 por ciento del costo del cuidado de la salud a sus empleados, en la mayoría de los otros países los empleadores pagan muy poco o nada de este costo", dijo Hall.

El estrés fue el principal problema de salud que llevó a los empleadores en Africa, Asia, Australia, Canadá y Europa a implementar una estrategia de bienestar, mientras que en América Latina y Estados Unidos fue la necesidad de promover el ejercicio físico.