Miércoles, 12 de Diciembre de 2007

Aragón quiere Las Vegas y Disneylandia en Los Monegros

En pleno desierto, 32 casinos, 70 hoteles, 232 restaurantes, 500 comercios, un hipódromo, un campo de golf y varios parques de atracciones y museos

SUSANA R.ARENES ·12/12/2007 - 20:28h

Imagen de uno de los casinos proyectados en el macrocomplejo que se construirá en Los Monegros. AFP

El paisaje casi desértico de Los Monegros acogerá el mayor macrocomplejo de ocio del mundo. O ése es al menos el proyecto que, con gran boato, presentaron ayer en Zaragoza el Gobierno de Aragón y un grupo de 12 empresas extranjeras, entre ellas varias del mundo de los casinos, agrupadas en el consorcio International Leisure Development (ILD).

El complejo, Gran Scala, tendrá 32 casinos y cinco parques temáticos y aspira a atraer 25 millones de turistas al año, la mitad de los que recibe toda España ahora.

Nada menos que a 17.000 millones de euros asciende la inversión necesaria para poblar 2.025 hectáreas de Los Monegros con casinos y parques con temática histórica, dos veces y media lo que costaron los Juegos Olímpicos de Barcelona.

Sin embargo, ILD -que lleva un año buscando apoyo de un gobierno regional- no aclaró la financiación de un proyecto de tal magnitud en un momento en el que la banca abre el grifo de créditos con cuentagotas. En el dossier figura que el dinero lo aportarán los "promotores y los gestores de los ulteriores servicios" del complejo.

Se prevé inaugurar tres parques temáticos en 2010, aunque hasta 2015 no culminará el proyecto, que prevé crear 65.000 empleos. Los impuestos del juego dejarán 677 millones en la región y 1.000 a la hacienda estatal, según el proyecto.

"Es una enorme esperanza para Aragón", aseguró ayer el vicepresidente del Gobierno regional, José Ángel Biel, en la presentación a la que acudieron altos ejecutivos de las constructoras Acciona y Ferrovial.

El Ejecutivo firmó ayer el protocolo de colaboración con ILD para decidir el emplazamiento exacto del parque, aún en el aire. El Gobierno de Aragón se compromete a costear las infraestructuras de acceso y energéticas, entre otras, que pueden ascender a 250 millones. Sólo los casinos costarán 8.500 millones y habrá 70 hoteles (2.500 millones) y 232 restaurantes (350 millones).