Miércoles, 12 de Diciembre de 2007

La UE continuará avanzando en el camino hacia política de inmigración común

EFE ·12/12/2007 - 19:28h

EFE - En la imagen, el presidente ruso Vladimir Putin, el primer ministro finlandés Matti Vanhanen, y el presidente de la Comisión Europea José Manuel Barroso.

La cumbre de los Veintisiete del próximo viernes continuará la senda hacia una política de inmigración común basada en la legalidad y en el reconocimiento de que la nueva mano de obra extracomunitaria impulsa el empleo y la Economía.

Los gobernantes de la Unión Europea persistirán en su apoyo al desarrollo de las propuestas de la Comisión Europea sobre admisión de inmigrantes cualificados, política común de retorno de ilegales y sanciones a empresarios que emplean a trabajadores de terceros países de forma irregular.

Los Veintisiete reconocerán que su enfoque global y común sobre migración parte del reconocimiento de que existe una "estrecha vinculación" entre migraciones, empleo y crecimiento (objetivos de la llamada Estrategia de Lisboa).

Según el proyecto de conclusiones que aprobarán los gobernantes de la UE, "las migraciones pueden incidir significativamente en el potencial de crecimiento y en el incremento del empleo, los mercados laborales, la capacidad de ajuste, la productividad, la competitividad y la hacienda pública".

Pese a ello, los Veintisiete quieren dejar claro que "la inmigración no puede ser un sustituto de las reformas estructurales".

Los gobernantes comunitarios seguirán avanzando en la propuesta del Ejecutivo comunitario de admisión de inmigrantes altamente cualificados, la conocida como "tarjeta azul", por la que los países de la UE podrían aceptar nuevos trabajadores según las necesidades de su mercado y sobre la que Austria y Alemania expresan dudas.

Por lo que se refiere a la inmigración ilegal, los Veintisiete urgirán a que en 2008 se propongan fórmulas concretas para sancionar a los patrones de nacionales de terceros países en situación de residencia irregular como medida disuasoria para poner fin al empleo ilegal.

Otro de los temas más importantes objeto de debate será la política de retorno de inmigrantes común, sobre la que ya existe una propuesta de Directiva que complace a la mayoría de miembros, según fuentes diplomáticas.

Esta normativa quiere unificar las diferentes normas nacionales sobre el retorno de nacionales de terceros países que residen ilegalmente, de forma que se establezca un estándar de derechos mínimos.

También con respecto a la inmigración, las mismas fuentes avanzaron que la presidencia francesa de la segunda mitad de 2008 organizará en octubre una segunda conferencia sobre flujos migratorios en Rabat.

Otro tema pendiente en materia de Justicia e Interior de los Veintisiete es la concreción de un procedimiento europeo común de asilo para ponerlo en marcha en 2010 a más tardar.

La política común de asilo podría implicar que, aceptada la solicitud en un Estado miembro, el demandante de asilo pudiera desplazarse por todo el espacio Schengen, que a partir del próximo 21 de diciembre se amplia a los Estados que entraron en la UE 2004 salvo Chipre.

Respecto al terrorismo, los Veintisiete reiterarán su compromiso con la aplicación de la estrategia europea y se recordarán los recientes actos terroristas en Europa.

La cumbre respaldará el informe del coordinador de la UE para la lucha antiterrorista, Gilles de Kerchove, con el fin de respaldar al aplicación de las recomendaciones, que se refieren sobre todo a aumentar el flujo de información a nivel nacional e intracomunitario.

Los gobernantes de la UE se congratularán por los esfuerzos ya en varios ámbitos de la estrategia como la seguridad de explosivos y de armas, la cooperación entre las unidades especiales de intervención, protección de infraestructuras vitales, o la lucha contra las amenazas biológicas. EFE