Miércoles, 12 de Diciembre de 2007

El Rey agradece la colaboración antiterrorista y Sarkozy subraya su compromiso

EFE ·12/12/2007 - 08:43h

EFE - El presidente francés, Nicolas Sarkozy (c), y el rey Juan Carlos (i), fotografiados tras el almuerzo que compartieron en el Palacio del Elíseo en París.

El Rey agradeció hoy a Francia su colaboración en la lucha contra el terrorismo ante el presidente Nicolas Sarkozy, quien a su vez subrayó el compromiso permanente de ayuda a España en esa materia, informaron a EFE fuentes oficiales españolas.

Esa es una de las conclusiones del almuerzo de trabajo que hoy mantuvieron en París don Juan Carlos y Sarkozy, en el que también repasaron algunos asuntos de interés internacional, como la situación en el Magreb y en los territorios palestinos.

El viaje del monarca a París estaba programado hace tiempo y ha sido la devolución del gesto amistoso que el Rey tuvo con Sarkozy el 31 de mayo, cuando le invitó a cenar en La Zarzuela al término de su primera visita como presidente, quince días después de asumir la Jefatura del Estado.

Aunque prevista tiempo atrás, la presencia de Don Juan Carlos ha cobrado una significación especial porque tiene lugar unos días después del atentado mortal contra dos guardias civiles en Capbreton (sur de Francia) y la posterior detención de dos etarras presuntamente implicados en el crimen.

Fue en este contexto en el que el Rey agradeció la ayuda francesa, con la particularidad de que en el encuentro estaba también la ministra francesa del Interior, Michèle Alliot-Marie.

Según las fuentes oficiales españolas, Sarkozy dejó claro que está decidido a continuar con la cooperación en materia antiterrorista.

El pasado fin de semana Sarkozy dijo explícitamente en Lisboa que "los enemigos de la democracia española lo son también de Francia", en alusión a los terroristas.

En lo que va de año las fuerzas del orden francesas han detenido a cuarenta presuntos etarras.

La presencia de los respectivos ministros de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos y Bernard Kouchner, permitió también que en el almuerzo se hablara de otras cuestiones.

Así, se pasó revista a algunos temas de interés bilateral, con vistas a la cumbre hispano-francesa que tendrá lugar el 10 de enero, en territorio francés.

En el encuentro se habló del Tratado de la Unión Europea, que será firmado mañana en Lisboa por los Veintisiete, antes de abordar cuestiones internacionales.

Tanto Sarkozy como Don Juan Carlos tuvieron oportunidad de dialogar ayer con el presidente argelino Abdelaziz Buteflika, tras el doble atentado en Argel que costó la vida a decenas de personas y hoy ambos analizaron la situación creada en ese país.

En este punto los dos Estados están comprometidos a trabajar conjuntamente para ayudar a los países del Magreb a hacer frente al terrorismo.

También hablaron de la conferencia internacional de donantes para los territorios palestinos que tendrá lugar el 17 de diciembre en París y en la que España quiere hacer una contribución sustancial.

Don Juan Carlos llegó a la residencia del jefe del Estado francés a las 13.15 locales (12.15 GMT) para un almuerzo que se prolongó durante una hora y cuarto.

El ambiente fue cordial y amistoso y Sarkozy descendió las escaleras de acceso al Palacio del Elíseo y bajó hasta el patio para recibir a su invitado español, al que acompañó hasta el coche a la salida.

A su llegada Don Juan Carlos había pasado revista a un destacamento de la Guardia Republicana y abrazado al presidente francés, del que se despidió de la misma manera, mientras que antes de marcharse besó a Alliot-Marie y a Kouchner.