Miércoles, 12 de Diciembre de 2007

Multa de 15.000 euros a nueve aficionados por provocar graves alteraciones de orden público

EFE ·12/12/2007 - 17:44h

EFE - Aficionados del Sevilla FC corren perseguidos por miembros de la Policía Nacional durante los enfrentamientos que se produjeron el 3 de diciembre en las inmediaciones del Sanchez Pizjuan, después de que dos policías locales han sido evacuados por el 061 a las Urgencias del Hospital Virgen del Rocío tras haber sido agredidos por un grupo de ultras.

Nueve aficionados, que han sido identificados y que acudieron al partido Osasuna-Valencia, podrán ser multados con 15.000 euros cada uno por provocar graves alteraciones del orden público, según los acuerdos adoptados por la subcomisión de Infraestructuras, delegada de la Comisión Nacional contra la Violencia en los Espectáculos Deportivos.

Entre otras decisiones, en la reunión celebrada hoy en el Ministerio del Interior, también se acordó declarar de alto riesgo los encuentros Valencia-Barcelona y Salamanca-Sporting, que se disputarán el próximo sábado 15.

Entre las propuestas de sanción más significativas, destacan:

-- Primera División

- Multa de 15.000 euros y prohibición de acceso a cualquier recinto deportivo por un período de 2 años a cada uno de los 9 aficionados identificados quienes, en el partido Osasuna-Valencia, provocaron graves alteraciones del orden público en los aledaños del estadio (calles y locales de la zona) arrojando piedras y botellas contra los vehículos que circulaban por estas calles haciendo además acopio de mobiliario urbano en forma de barricada.

La nota oficial destaca además que "los agentes policiales les incautaron gran cantidad de material como navajas, barras de hierro, bengalas, petardos, un CD con canciones o marchas nazis y antisistema, entre otros muchos objetos similares".

- Multa de 12.000 euros y prohibición de acceso a cualquier recinto deportivo por un período de 2 años a cada uno de los 43 aficionados identificados quienes, en el partido Osasuna-Valencia, provocaron graves alteraciones del orden público en los aledaños del estadio.

Los agentes policiales les incautaron diverso material, entre los que había armas blancas, barras metálicas y palos que llevaban consigo y de los que se desprendieron cuando los agentes policiales les identificaron.

- Multa de 5.000 euros al Atlético de Madrid por deficiencias en las medidas de control de acceso y permanencia de espectadores al no impedir que se introdujera en el interior del estadio 8 petardos que hicieron explosionar. Propuesto para sanción por hechos similares en tres ocasiones anteriores.

- Multa de 4.000 euros y prohibición de acceso a cualquier recinto deportivo por un período de 6 meses a un aficionado identificado quien, durante el encuentro Real Zaragoza-Espanyol amenazó en reiteradas ocasiones a los agentes policiales con gestos y declaraciones graves.

- Multa de 3.500 euros al Espanyol por deficiencias en las medidas de control de acceso y permanencia de espectadores al no impedir que se introdujera en el interior del estadio una traca y dos bengalas que fueron encendidas.

-- Segunda División

- Multa de 4.000 euros y prohibición de acceso a cualquier recinto deportivo por un período de 6 meses a un aficionado identificado quien, en el encuentro Numancia-Salamanca, insultó gravemente a los agentes policiales en varias ocasiones incitando al resto de los aficionados y provocando una alteración del orden.

-- Segunda División B. Grupo I

- Multa de 4.000 euros y prohibición de acceso a cualquier recinto deportivo por un período de 6 meses a un aficionado identificado quien, en el encuentro Rayo Vallecano-U.D. Fuerteventura, se le incautó un imperdible y un mosquetón metálico, ambos grandes dimensiones.

-- Segunda División B. Grupo IV

- Multa de 3.001 euros al Linares por deficiencias en las medidas de control de acceso y permanencia de espectadores al no impedir que al inicio del encuentro se encendiera una bengala en el interior del estadio.

-- Tercera División

- Multa de 4.000 euros y prohibición de acceso a cualquier recinto deportivo por un período de seis meses a cada uno de los 3 aficionados identificados quienes, durante el encuentro Burgos B- Mirandés, provocaron a la afición visitante, quemaron varios asientos del estadio, utilizaron material pirotécnico provocando fuego y humo en gran cantidad poniendo en riesgo a los demás espectadores y provocando la suspensión del encuentro durante 10 minutos.