Archivo de Público
Jueves, 12 de Noviembre de 2009

Crecen en EEUU las lesiones en bañeras de hidromasaje

Reuters ·12/11/2009 - 17:57h

A medida que cada vez más estadounidenses eligen las bañeras de hidromasaje para descansar y relajarse, también creció la cantidad de lesiones asociadas con ese nuevo hábito, reveló un estudio nacional.

Entre 1990 y el 2007, los autores hallaron que las consultas de emergencia por lesiones en bañeras de hidromasajes, hidrojets o spa, crecieron un 160 por ciento en el país, de más de 2.500 anuales a más de 6.600 en el último año del estudio.

Y los blancos mayores de 16 años sufrieron la mayoría de esas lesiones, pero los niños también estuvieron en riesgo: el peligro más común para los menores de 6 años fue el ahogamiento.

Los resultados, publicados en American Journal of Preventive Medicine, ilustran los riesgos potenciales de una inmersión en una bañera de hidromasaje, como así también la importancia de mantener a los niños alejados de ese tipo de dispositivos.

Mientras que la mayoría de los problemas afectó a mayores de 16, "los niños siguen teniendo alto riesgo de sufrir lesiones en bañeras de hidromasaje", escribió la autora principal, doctora Lara McKenzie, del Hospital Nacional de Niños en Columbus, Ohio.

"Dados los distintos mecanismos de lesiones y la gravedad potencial de esas lesiones, la población pediátrica merece una atención especial", agregó la investigadora.

En general, los expertos recomiendan que los niños, las embarazadas y las personas con ciertas enfermedades, como la enfermedad cardíaca y la hipertensión, eviten las bañeras de hidromasaje.

Los resultados surgen de los datos que informaron los departamentos de emergencia de los hospitales a la Comisión Estadounidense de Seguridad de los Productos. El equipo consideró todas las lesiones asociadas con el uso de bañeras de hidromasaje, ya sea en el hogar o en un spa.

Entre 1990 y el 2007, 89.597 personas recibieron tratamiento por una de esas lesiones, con una tendencia en crecimiento.

La mitad de las lesiones se debió a resbalones y caídas. El 15 por ciento provocó "golpes y raspones". El 11 por ciento de las lesiones se debió a una sobreexposición al calor.

El 3 por ciento de las lesiones fueron casi ahogamientos; dos tercios de los afectados fueron menores de 6 años. Una cantidad similar de problemas ocurrió al saltar para entrar o "bucear" en la bañera; el 42 por ciento de los lesionados fueron niños de entre 6 y 12 años.

Para evitar lesiones infantiles, el equipo les recomienda a los padres mantener la bañera cubierta y trabada cuando no se usa, y vallar el área si es posible.

Para prevenir caídas, los consumidores deben usar alfombras antideslizantes dentro y fuera de la bañera; para evitar las quemaduras, deben fijar la temperatura del agua en no más de 40 grados Celsius y no pasar más de 10-15 minutos en el agua.

Los padres deberían asegurarse de que la bañera tenga los drenajes cubiertos según los estándares vigentes. Los usuarios, en especial los niños, pueden sufrir lesiones graves o morir si el cabello o el cuerpo quedan atrapados en los poderosos drenajes a succión.

Durante el estudio, el 0,8 por ciento de las lesiones en las bañeras de hidromasaje estuvo asociado con accidentes con el drenaje a succión.

FUENTE: American Journal of Preventive Medicine, online 3 de noviembre del 2009