Miércoles, 12 de Diciembre de 2007

Los últimos fármacos contra la esclerosis múltiple abren una nueva etapa, según los expertos

EFE ·12/12/2007 - 16:45h

EFE - El desarrollo de nuevos fármacos que son capaces de modificar, en algunos casos, el curso de la esclerosis múltiple, supone una nueva etapa para el tratamiento de esta enfermedad.

El desarrollo de nuevos fármacos que tienen una eficacia de hasta el 60 por ciento y que son capaces de modificar, en algunos casos, el curso de la esclerosis múltiple, supone una nueva etapa para el tratamiento de esta enfermedad, que afecta en España a cerca de 40.000 personas.

Así lo han indicado a Efe algunos de los expertos que participan hoy en el Simposio Internacional "Avances en el tratamiento de la Esclerosis Múltiple", organizado por la Fundación Ramón Areces, en el que se debate sobre las nuevas estrategias destinadas a combatir esta enfermedad del sistema nervioso.

El director del Centro de Esclerosis Múltiple de Cataluña y coordinador del encuentro, Xavier Montalban, ha explicado a Efe que el desarrollo de las nuevas terapias, basadas principalmente en anticuerpos monoclonales y nuevos fármacos que pueden ser suministrados por vía oral, abre una "etapa nueva y estimulante", donde la eficacia es "altísima".

Montalban ha señalado que estos tratamientos permiten reducir en gran medida el fenómeno inflamatorio presente en los enfermos de esclerosis múltiple, la anomalía crónica más frecuente en adultos jóvenes de entre 20 y 40 años, aunque ha añadido que plantean algunos problemas relacionados con la seguridad y los efectos secundarios.

La esclerosis múltiple es una patología del sistema nervioso central que consiste en la destrucción de la mielina, una sustancia que envuelve y protege los nervios, sin la cual, los axones se dañan e inflaman, lo que impide la correcta transmisión del impulso nervioso.

Según el experto, los anticuerpos monoclonales, medicamentos diseñados para atacar moléculas muy específicas del sistema inmunitario alteradas por la enfermedad, y los nuevos fármacos orales, son capaces de suprimir prácticamente el fenómeno inflamatorio de la esclerosis múltiple.

Montalban ha destacado la importancia de este hecho, puesto que este fenómeno está estrechamente vinculado al proceso degenerativo de la enfermedad, de forma que, "si se logra suprimir la inflamación propia de las fases iniciales, es posible frenar el avance del proceso degenerativo posterior".

No obstante, el investigador ha reconocido que este punto es el principal "caballo de batalla" de los científicos, y que lograr la "neuroprotección" o reparar el daño es una tarea difícil para la que todavía no existen fármacos "muy eficaces".

Por su parte, el director de Neurociencias Clínicas del Hospital Regional Universitario de Málaga, Óscar Fernández, ha explicado a Efe que en la actualidad hay unos cincuenta nuevos tratamientos en fase de ensayo clínico, -entre ellas, la terapia génica- dirigidos a mejorar la protección neuronal.

En su opinión, estos fármacos pueden suponer una "nueva oportunidad" para el tratamiento de una enfermedad cuyos casos, ha dicho, se han duplicado en los últimos diez años sin que se conozca la causa.

Asimismo, Fernández ha destacado la importancia de los fármacos existentes en el mercado, algunos de los cuales tienen una eficacia de entre el 30 y el 60 por ciento y actúan como un escudo "defendiéndose del ataque y bloqueando la enfermedad".

El experto ha añadido que es posible que entre los próximos diez y quince años se realicen con frecuencia estudios genéticos personalizados para cada paciente, que permitirán conocer previamente si un tratamiento es compatible o no con un paciente.