Archivo de Público
Jueves, 12 de Noviembre de 2009

Pagos integrados podrían recortar costos de salud EEUU: estudio

Reuters ·12/11/2009 - 12:44h

Una de las mejores formas para controlar el gasto de salud en Estados Unidos es pagar a los doctores, hospitales y otros proveedores una tarifa única por el tratamiento de todos los aspectos de un procedimiento o una enfermedad crónica, dijeron el miércoles investigadores.

Aunque un enfoque de "pagos integrados" no figura en la actual iniciativa de reforma de salud que se debate en el Congreso, contribuiría mucho para controlar los costos, dijo el equipo de la organización sin fines de lucro Rand Corporation.

"Los pagos de tarifa por atención, la modalidad dominante en la actualidad, instan a un mayor volumen en lugar de un mejor valor", escribió Peter Hussey y sus colegas en la New England Journal of Medicine.

La Oficina de Presupuesto del Congreso ha estimado que los pagos integrados podrían ahorrar al sistema de salud estadounidense cerca de 1.000 millones de dólares al año, pero el equipo de Rand dijo que expandir el enfoque, ya utilizado en algunas áreas de Medicare, podría ahorrar aún más que eso.

"Descubrimos que habrían mayores oportunidades en los pagos integrados para el tratamiento de enfermedades crónicas y aplicando el modelo a todos los pagadores", escribieron los expertos.

La Cámara de Representantes aprobó una iniciativa de reforma de salud y los líderes del Senado ahora están trabajando para finalizar un proyecto de ley. Si el Senado aprueba su legislación, las dos versiones deberán ser reconciliadas en una sola que sería presentada al presidente Barack Obama para su firma.

La revisión conduciría a los mayores cambios en el sistema de salud de 2,5 billones de dólares del país -que representa la sexta parte de la economía- desde la creación en 1965 del programa de cobertura de salud para los ancianos, o Medicare.

Ambas iniciativas en discusión abordan el tema de la cobertura, pero Obama ha llamado a que se fije una legislación que también recorte costos y mejore la calidad del sistema, que según la mayoría de los estudios es el más costoso per capita del mundo, mientras que entrega resultados mediocres.

El equipo de Rand dijo que si el nuevo modelo ha de funcionar, debería ser aplicado al tratamiento de seis enfermedades comunes crónicas como la diabetes, la cardiopatía, el cáncer y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, así como las enfermedades infecciosas, lesiones y otras condiciones agudas.

"Si nuestras estimaciones optimistas resultan ser ciertas, entonces el gasto de salud puede ser desacelerado sustancialmente", dijo Hussey en un comunicado. Pero los expertos hicieron notar que mucha gente se esforzará por bloquear la reforma.

"Todos los ahorros representan ingresos perdidos para alguien", escribieron.