Archivo de Público
Miércoles, 11 de Noviembre de 2009

Más potencia muscular implica menos riesgo de Alzheimer: estudio

Reuters ·11/11/2009 - 17:04h

Los adultos mayores con músculos fuertes tienen menos riesgo de desarrollar Alzheimer que sus pares más débiles, reveló un nuevo estudio.

El equipo de la doctora Patricia A. Boyle, del Centro de Enfermedad de Alzheimer Rush, en Chicago, halló que cuanta más fuerza muscular presenta una persona, menos probabilidades tiene de que se le diagnostique Alzheimer en cuatro años.

Lo mismo ocurrió con la disminución de la función cognitiva que precede la aparición del Alzheimer.

Estudios previos habían asociado el nivel de la fuerza de agarre con el Alzheimer, a la vez que el peso y la actividad física de una persona también modifican las posibilidades de desarrollar la enfermedad.

Pero, hasta ahora, nadie había estudiado si la fuerza muscular en sí modificaría el riesgo de sufrir demencia, indicó el equipo en la revista Annals of Neurology.

"Los resultados respaldan la relación entre la salud física y la función cognitiva durante el envejecimiento, y la importancia de mantener un buen funcionamiento físico y de la fuerza", dijo Boyle a Reuters Health.

El equipo midió la fuerza de nueve grupos musculares en los brazos y las piernas de 970 hombres y mujeres sin demencia, de entre 54 y 100 años (80 en promedio). Se les probó también la fuerza de los músculos respiratorios.

Durante el seguimiento, que duró cuatro años, 138 personas desarrollaron Alzheimer. Esos participantes eran mayores y tenían peor función mental y menos fuerza que el resto.

Pero aún luego de considerar la edad y el nivel educativo, que puede sesgar el riesgo de desarrollar Alzheimer, el equipo halló que la fuerza muscular tenía gran influencia en las probabilidades de aparición de la enfermedad.

Las personas dentro del 10 por ciento con más fuerza muscular era un 61 por ciento menos propensas a desarrollar Alzheimer que el 10 por ciento más débil. Los participantes más fuertes sufrieron también un deterioro más lento de sus habilidades naturales en el tiempo.

La relación entre la fuerza muscular y el deterioro mental leve, que ocurrió en otras 275 personas, fue similar. El 10 por ciento "más fuerte" tenía un 48 por ciento menos riesgo que el 10 por ciento más débil.

Cuando el equipo analizó distintos tipos de fuerza muscular por separado, halló que la fuerza de agarre y de los músculos respiratorios influía independientemente en el riesgo de desarrollar Alzheimer; no así la fuerza del brazo y de la pierna.

La explicación más viable para Boyle de esa relación entre la función cerebral y la fuerza muscular es que hay algo en el organismo que produce debilidad muscular y deterioro cognitivo.

Mientras que el estudio no pudo demostrar si mantener la fuerza muscular evitará la aparición del Alzheimer, Boyle opinó que estar en buen estado físico es una buena idea y le hace bien al cerebro.

"Estamos convencidos de que es muy importante hacer actividad física y trabajar para mantener la fuerza muscular. La buena salud física es clave para el buen funcionamiento cerebral", añadió la autora.

FUENTE: Archives of Neurology, noviembre del 2009