Miércoles, 12 de Diciembre de 2007

El Barça confía en su fuerza en el Palau para dar un paso más hacia el Top 16

EFE ·12/12/2007 - 15:22h

EFE - El pívot del Axa Barcelona, Mario Kasun (i) encesta ante su compañero el pívot Fran Vázquez y el durante el partido correspondiente a la Euroliga que el club disputó el pasado 5 de diciembre contra el Brose Baskets en el Palau Blaugrana.

El Axa Barcelona inicia mañana la segunda vuelta de la fase de grupos de la Euroliga midiéndose al Partizan de Belgrado en el Palau Blaugrana, donde aún no ha perdido esta temporada, con la intención de dar un paso más hacia su clasificación para el Top 16 en el mejor puesto posible dentro del grupo C.

Con el actual campeón, Panathinaikos, como líder destacado del grupo, con un balance de 7-0, el Barcelona aspira a consolidarse en la segunda plaza, a la que accedió tras la derrota del Real Madrid en Atenas.

El equipo de Dusko Ivanovic se mantiene invicto en el Palau, tanto en la ACB como en Europa, aunque el conjunto serbio ya derrotó al Barcelona en la primera jornada de la Euroliga (81-78) gracias a la excelente actuación de Nicola Pekovic (29 puntos, 40 de valoración), uno de los grandes pilares del juego entrenado por Dusko Vujosevic.

El Partizan, con tres victorias y cuatro derrotas, marca la frontera de la clasificación para el Top 16, al situarse en la quinta plaza del grupo, aunque en el peor de los casos, mantendría vivas sus opciones de clasificarse como mejor sexto.

Líder de la Liga serbia, con un 12-1 en 13 jornadas, el equipo de Belgrado sólo ha perdido ante el FMP Zeleznik en el torneo de su país, aunque en Europa se ha encontrado con más problemas.

El Barcelona, por su parte, espera encontrar su mejor versión para no pasar apuros en el Palau. Para afinar bien, el equipo debe contar con el rendimiento exterior de Lakovic, el jugador más reconocible del equipo tras la marcha de Juan Carlos Navarro, y el potencial en la pintura de Kasun y Fran Vázquez, brillantes por momentos pero demasiado irregulares a lo largo de la temporada.

El partido puede tener una relevancia especial para el estadounidense Alex Acker, llegado en verano como teórico sustituto de Navarro. Lejos aún de despejar las dudas que existen sobre su rendimiento, el escolta (5,2 puntos por partido en Euroliga) está obligado a firmar un buen papel ante el equipo serbio para asegurarse la continuidad en el equipo. En caso contrario, el club podría prescindir de él antes de Navidad.

Más dudas aún presenta el caso de Ersan Ilyasova, otro de los fichajes de la temporada. El turco apenas ha aparecido, ni en la ACB ni en la Euroliga, y su rendimiento está muy por debajo de lo esperado, por lo que la visita del Partizan se presenta como una nueva oportunidad para el jugador, llamado a demostrar su potencial ante las numerosas incógnitas que le rodean.