Miércoles, 12 de Diciembre de 2007

Sarkozy garantiza al rey su colaboración contra ETA

Los dos dirigentes han compartido un almuerzo en el Palacio del Elíseo

EFE ·12/12/2007 - 14:03h

EFE - El rey Juan Carlos (i) saluda al presidente francés, Nicolas Sarkozy, hoy en el Palacio del Elíseo en París.

El rey Juan Carlos ha agradecido al presidente francés, Nicolas Sarkozy, la colaboración de Francia en la lucha contra ETA. Lo ha hecho durante un almuerzo celebrado en el Palacio del Elíseo en el que ambos jefes de Estado repasaron diferentes asuntos de la agenda bilateral e internacional. Sarkozy, por su parte, reiteró al monarca su "absoluta determinación" en la lucha contra el terrorismo y garantizó su colaboración con España "en todo momento", informaron fuentes diplomáticas españolas.

Aunque la visita de Juan Carlos de Borbón a París estaba programada desde hacía tiempo, y por lo tanto no es consecuencia del atentado cometido por ETA en Capbreton, precisamente porque está reciente este atentado ha sido especialmente "oportuno" el encuentro, añadieron las mismas fuentes.

Además de la colaboración en materia antiterrorista, la reunión sirvió para pasar revista a otros temas, como la cumbre bilateral hispano-francesa que tendrá lugar el próximo 10 de enero en París, la firma del Tratado de reforma de la Unión Europea mañana en Lisboa o la Conferencia de Donantes que albergará la capital francesa el 17 de diciembre, en la que tanto Francia como España harán "contribuciones sustanciales" a la Autoridad Palestina.

"Magnífica" relación personal

Asimismo, el presidente francés y su invitado intercambiaron impresiones sobre las conversaciones que ambos mantuvieron ayer con el presidente argelino, Abdelaziz Buteflika, a raíz de los atentados cometidos en Argel, y sobre la cuestión más general del terrorismo en el Norte de Africa. En este contexto, el rey y Sarkozy coincidieron en la necesidad de que España y Francia trabajen "conjuntamente" en el Magreb en el combate al terrorismo.

Las mismas fuentes pusieron de relieve que el encuentro entre los dos mandatarios se celebró en un ambiente "enormemente cordial y amistoso" que dejó ver la "estupenda relación" existente entre ambos jefes de Estado y el "buen nivel" de las relaciones hispano-fancesas. También resaltaron la "magnífica" relación personal que hay entre Juan Carlos y Sarkozy.

Al almuerzo celebrado en el Elíseo acudió, por parte española, el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, el jefe de la Casa del Rey, Alberto Aza, y el embajador de España en París, Francisco Villar. La delegación francesa estaba integrada por la ministra del Interior, Michèlle Alliot-Marie, el jefe de la diplomacia gala, Bernard Kouchner, y el embajador francés en Madrid, Bruno Delaye.

 

Sarkozy quería devolver el gesto amistoso

Juan Carlos llegó a la residencia del jefe del Estado francés a las 13.15 hora española y fue recibido por Sarkozy, quien descendió las escalinatas de acceso al palacio para saludarlo en el mismo patio.

El rey y Sarkozy se saludaron con un abrazo entre sonrisas y luego volvieron a posar para los fotógrafos, antes de entrar en el palacio.

Previamente, Don Juan Carlos había pasado revista a un destacamento de la Guardia Republicana.

En la delegación española figura el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, mientras que por parte francesa están presentes los titulares de Exteriores, Bernard Kouchner, e Interior, Michèle Alliot-Marie.

El pasado 31 de mayo, quince días después de acceder a la Presidencia, Sarkozy estuvo en Madrid para sus primeros contactos institucionales con las autoridades españolas y fue invitado a cenar por el Rey.

Quiso devolver el gesto amistoso y aprovechó entonces para invitar a Don Juan Carlos a reunirse con él en París en cuanto fuera posible.

Noticias Relacionadas