Miércoles, 12 de Diciembre de 2007

Aitana Sánchez-Gijón asegura que el teatro y el cine son sus "dos amores"

EFE ·12/12/2007 - 14:08h

EFE - La actriz española Aitana Sánchez Gijón durante la segunda jornada del citado festival en Marrakesh el pasado 8 de diciembre. La gala de entrega de premios de esta edición, dedicada al cine de Asia y de la Europa del Este, tendrá lugar el próximo 15 de diciembre.

La actriz española Aitana Sánchez-Gijón, que participa en el Festival Internacional de Marraquech, reconoce que el teatro es su mayor reto, pero que haciendo cine se siente "más a salvo".

"No pienso elegir entre el teatro y el cine, porque no tengo por qué elegir, son mis dos amores, se complementan", explicó en una entrevista con Efe.

Y apuntó :"En el teatro noto que me pongo en riesgo, que me mueve profundamente. Este supone una exposición muy profunda para mí de todo tipo, psicológica y física".

La actriz de "Oviedo Express" (2007) es miembro del jurado de la séptima edición del Festival, el cual está presidido por el director checo Milos Forman, junto con la actriz estadounidense Parker Posey y la francesa de origen senegalés-malí Aïssa Maïga, el realizador francés Claude Miller, el ruso Pavel Lounguine, el indio Shekhar Kapur y el marroquí Hamid Benani, además del actor británico John Hurt.

Aitana Sánchez-Gijón señaló que esta es un experiencia "enriquecedora" y añadió que "el jurado es tan diverso, con gente tan profesional y tan admirable".

A la que fuera presidenta de la Academia española de Cine le gusta formar parte de jurados. "Venimos de diferentes países y tenemos diferentes formas de entender el cine, la vida", dijo.

"Un checo, un ruso, un indio, dos francesas, una española, una americana, un inglés, un marroquí (nacionalidades de los miembros del jurado), eso te da una visión muy amplia", añadió.

Sobre el visionado de películas de la sección oficial del Festival, quince en total y de muy diversas naciones, "ya vamos opinando y hay opiniones muy dispares", señaló la actriz.

"Tu manera de entender la vida, tu cultura, socialmente, de dónde provienes, tu lengua, te condiciona muchísimo. Y es curioso, porque también te abre mucho la mente, el ver que hay otras maneras de mirar y de entender", afirmó.

La última cinta de esta actriz nacida en Roma que se estrenará el próximo año, "Parlami d'Amore" (Hablarme de amor), del joven director italiano Silvio Muccino, "es una historia de amor maravillosa entre una mujer de mi edad y un chico joven como él (Silvio Muccino)", informó.

Y "antes de ese estreno rodaré con un director que debuta que se llama Ferrán Audí", añadió la actriz de "La carta esférica" (2007), con la coproducción hispano-escandinava "The Frost" (La Helada), que es una adaptación al cine de "El pequeño Eyolf", del dramaturgo noruego Henrik Ibsen.

Sánchez-Gijón compartirá reparto con el danés Ulrich Thomsen, protagonista de "Celebración" (1998) y Concha de Plata al mejor actor en el Festival de San Sebastián en 2004 por "Brødre" (Hermanos), las suecas Annika Hallin y Bibi Andersson, musa del director Ingmar Bergman, y el español Tristán Ulloa.

Sobre su personaje en esta cinta, que tiene previsto rodarse en inglés en Noruega, señaló que "me va a llevar muy al límite".

La película trata la "historia de una pareja y el derrumbe emocional de esta pareja a partir de la muerte de un hijo, es la bajada total a los infiernos y el resurgir de las cenizas", en palabras de Aitana.

Aunque admitió que está rodando últimamente con cineastas muy jóvenes, recalcó que "no hago distingos, lo que me impulsa hacer una película es el proyecto, la energía que veo detrás, el talento que puedo intuir, y no me importa que sean veteranos o jóvenes siempre que tengan una historia que contar".

Por otro lado, Aitana Sánchez-Gijón, que se muestra ilusionada con su subida a los escenarios otra vez con el escritor peruano Mario Vargas Llosa para interpretar una versión de "Las mil y una noches", señaló que estarán de gira este verano aunque "a Mérida, como el año pasado, no vamos a ir".

La actriz, que con el narrador latinoamericano ha interpretado anteriormente "La verdad de las mentiras" y "Odiseo y Pénelope", remarcó que "es un privilegio tenerle encima del escenario, es uno de mis escritores favoritos".

"El texto es básico, la palabra. Yo amo la palabra y lo que subyace debajo de la palabra. Lo que más valor tiene es lo que no se dice en el texto", apuntó.