Archivo de Público
Miércoles, 11 de Noviembre de 2009

Ultimátum a los padres del niño gallego con exceso de peso

La Xunta, que exige la tutela del menor, les da cinco días para que entreguen al pequeño

MARIOLA MORENO ·11/11/2009 - 08:00h

Los padres del niño de Ourense. - EFE

Cinco días y ni uno más. El juez ha exigido a los padres del menor de Ourense que padece obesidad que lo entreguen a las autoridades o que, en el plazo máximo de cinco días, desvelen dónde está el niño. El pequeño, de nueve años, se encuentra en paradero desconocido desde que un juzgado ratificó a finales del mes pasado la concesión de su tutela a la Xunta de Galicia.

Los progenitores del niño volvieron a defender ayer ante el magistrado la argumentación que han esgrimido desde un primer momento. Se niegan a entregar a su hijo porque consideran que su ingreso en un centro de menores, lejos del entorno familiar y comunitario, "puede ocasionarle graves perjuicios". Los padres comparecieron ante el juez para prestar declaración como imputados tras la querella criminal presentada en su contra por la Fiscalía, por un delito de "desobediencia y sustracción de menores".

Sigue en Galicia

Ambos negaron, además, que el niño esté viviendo en la actualidad con otros familiares en Barcelona, como se ha dicho en los últimos días. "No ha salido de Galicia en ningún momento", insisten.

El niño, aquejado de obesidad mórbida, pesa en la actualidad 70 kilos, aunque llegó a superar los 90 kilos. Los padres, que han pedido "otra oportunidad", reclaman que el niño sea examinado por dos psicólogos independientes. Quieren que dictaminen si su ingreso en un centro es adecuado o traumático. También creen que es más seguro que el tratamiento se siga en el ambiente familiar con la atención de un endocrino.