Miércoles, 12 de Diciembre de 2007

Un general libanés muere por la explosión de un coche bomba, según fuentes policiales

EFE ·12/12/2007 - 08:29h

EFE - Vehículos en llamas en el lugar de la explosión de un coche bomba que causó la muerte hoy de un general del Ejército libanés en Baabda, cerca de Beirut.

El general Francois al Hajj, director de operaciones militares del Ejército libanés, murió hoy por la explosión de un coche bomba al paso del vehículo en el que se trasladaba en el este de Beirut, dijeron fuentes policiales a Efe.

Según las fuentes, el ataque en el barrio de Baabda, en el este de Beirut, causó la muerte de "varios soldados", que le acompañaban, aunque no precisaron su número.

El portavoz de la Cruz Roja libanesa, George Katani, señaló a Efe que el saldo de víctimas son dos muertos y ocho heridos, dos de los cuales fueron trasladados a un hospital.

Con anterioridad, la cadena de televisión LBC había informado de que cuatro personas más, entre ellas un oficial que viajaba con Hajj, fallecieron en el ataque.

Por su parte, la agencia nacional libanesa ANN ofreció una versión distinta a la policial y apuntó que el atentado fue cometido con un artefacto explosivo colocado al borde la carretera, que fue accionado por mando a distancia.

Según la ANN, la explosión se produjo cinco minutos después de que el general abandonara su domicilio en la zona de Sibia, rumbo a su oficina en el ministerio de Defensa, situado en la localidad de Yarze, al este de Beirut.

La ANN señaló que el cuerpo de Hajj fue despedido 150 metros fuera del automóvil por la fuerza de la deflagración y fue encontrado en un agujero en el suelo causado por una bomba israelí lanzada durante la guerra del verano del 2006.

Hajj fue descrito por un ex responsable del Ejército, citado por la LBC, como uno de los oficiales más importantes de las Fuerzas Armadas, que desempeñó un papel esencial en el despliegue de las tropas libanesas en el sur del país tras la guerra del verano de 2006 entre Israel y el grupo chií Hizbulá.

Según algunos oficiales del Ejército, Hajj era el principal candidato para suceder al comandante en jefe del Ejército, Michel Sleiman, en caso de que éste se convierta en presidente del país.

El asesinato de Hajj se suma a la de las otras personalidades libanesas asesinadas desde febrero del 2005: el ex primer ministro Rafic Hariri, los diputados Bassel Fleijan, Gebrán Tueni y Walid Eido, el ministro y diputado Pierre Gemayel, el periodista Samir Kassir y el político Georges Hawi.