Miércoles, 12 de Diciembre de 2007

El Parlamento Europeo pide mantener las ayudas de interés para España y atrasar la liberalización de viñas

EFE ·12/12/2007 - 13:39h

EFE - Botellas de vino Chateau Mouton Rothschild pueden verse durante una exposición de vinos.

El Parlamento Europeo (PE) ha reclamado hoy que en la reforma del sector del vino se mantengan ayudas al mosto o a la destilación para alcohol de uso de boca (utilizado en brandy), de interés para España, y ha rechazado poner fecha a la liberalización del cultivo de viñas.

El pleno de la Eurocámara ha aprobado su informe, de carácter consultivo, sobre la propuesta de reforma de la Organización Común de Mercado (OCM) que los países de la UE negocian y pretenden acordar la próxima semana.

El dictamen del PE, defendido por el italiano Giuseppe Castiglione (Partido Popular Europeo, PPE), incluye varias enmiendas que plantean la continuidad de ayudas de interés para el sector español, como las primas al mosto o a la destilación para alcohol de uso de boca, que emplean las industrias del brandy y de licores.

La Comisión Europea (CE) propuso en su proyecto de OCM suprimir ese tipo de apoyos, aunque durante el debate con el PE la comisaria europea de Agricultura, Mariann Fischer Boel ha apuntado que podría haber concesiones sobre las ayudas al mosto.

Por otro lado, la Eurocámara ha solicitado que se permita el añadido de azúcar al vino o la "chaptalización", método que Bruselas ha propuesto prohibir, con el rechazo de una mayoría de países y apenas el apoyo de unos pocos (España entre ellos).

Asimismo, los eurodiputados han rechazado poner fecha en estos momentos a la liberalización del cultivo de viñas, que la Comisión Europea (CE) propone para 2014, momento en que acabarían los llamados derechos de plantación que ahora restringen la plantación de vid.

En el informe, la Eurocámara reclama continuar con el sistema actual hasta 2013 y en ese momento evaluar el impacto de la reforma y decidir sobre si se suprimen o no tales derechos.

No obstante, el PE ha aprobado una enmienda presentada por los eurodiputados británicos para que se supriman ya los derechos de plantación en los países que producen menos de 50.000 hectolitros.

Por otra parte, el PE ha planteado que los programas de ayuda para propiciar el arranque voluntario de 200.000 hectáreas de viñas se acorten y duren tres años, en lugar de los cinco años propuestos por la Comisión Europea (CE).

La Comisión ya ha mostrado en las últimas semanas su disponibilidad para reducir la duración de los programas de arranque y disminuir el objetivo de hectáreas abandonadas, de forma voluntaria.

Asimismo, los eurodiputados han rechazado indicar los años de cosecha y las variedades de uva en las etiquetas de los vinos de mesa, pues consideran que esa información debe reservarse a los caldos de calidad o con denominación de origen.