Miércoles, 12 de Diciembre de 2007

El pintor Josep Guinovart muere en Barcelona a los 80 años

Destacó por sus carteles de compromiso social y político

EFE ·12/12/2007 - 13:08h

EFE - El pintor Josep Guinovart posa en el Palau Moja de Barcelona antes de visitar la exposición "Utopías del Origen", inaugurada en 2006.

Josep Guinovart, uno de los más destacados pintores españoles de posguerra, ha fallecido hoy en Barcelona a los 80 años.

Guinovart ha muerto esta madrugada tras no haber superado el infarto que había padecido recientemente y que le mantenía hospitalizado.

Su última aparición pública se produjo el pasado día 3 de diciembre en el Museo de Historia de Cataluña, donde inauguró una exposición de sus carteles de compromiso social y político.

Pintor de paredes 

Nacido en Barcelona el 20 de marzo de 1927, Guinovart ingresó en la Escuela de Maestros Pintores en 1941 y se inicia en el trabajo como pintor de paredes.

Posteriormente, estudió en la Escuela de Artes y Oficios de la calle Aribau y de la "Lonja" en Barcelona en 1944.

Tras obtener en 1946 una beca del Fomento de las Artes Decorativas para asistir a un curso de dibujo al natural, en 1946 obtiene una beca del Fomento de les Artes Decorativas para asistir a un curso de dibujo al natural, y en 1952 volvió a beneficiarse de una beca, en este caso del Estado francés, para estudiar en París.

Estancia en París 

Su paso por París, aún foro de atracción de artistas españoles de la posguerra como Tàpies, Chillida o Palazuelo, marcó definitivamente a Guinovart, que desde entonces se dedicó completamente a la pintura.

En estos años ilustra los libros "Homenaje a Federico García Lorca" y "Cantos Espirituales Negros".

En 1955, Guinovart funda el grupo Taüll con Aleu, el también recientemente fallecido Modest Cuixart y Antoni Tàpies, entre otros.

Cuatro años después pinta unos bocetos para la II Bienal de Teatro de Barcelona y los decorados de la obra teatral "Fuenteovejuna".

Triple exposición 

En 1980 presentó tres exposiciones simultáneas en Madrid, y al año siguiente consiguió el Premio "Ciudad de Barcelona".

Con los años ochenta llegaron los reconocimientos internacionales después de que en 1982 presentara en Nueva York un mural de 36 metros y en 1983 recibiera el Premio Nacional de Artes Plásticas, año en el que cedió un conjunto escultórico a Palma de Mallorca.

Más premios 

Posteriormente, en 1987, su obra volvió a verse recompensada al ser galardonado por la Fundación de las Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) con el premio de las Artes.

En 1992, Guinovart expuso en el Pabellón de Cataluña de la Expo de Sevilla y en ese mismo año inauguró una exposición en el BBVA de Barcelona en la que reunió cuarenta obras recientes inspiradas en la tierra y la naturaleza.

En octubre de 1994, fundó en la localidad leridana de Agramunt, donde había pasado la Guerra Civil y los primeros años de la posguerra, un museo que lleva su nombre, "Espai Guinovart", donde se exhibe de forma permanente su obra.

El Centro Cultural Conde Duque de Madrid le dedicó en 1997 una exposición titulada "Variaciones", que recogía composiciones de pintura y escultura sobre el mar, la música y la obra de Picasso.

Su última exposición 

En agosto del año siguiente realizó una exposición dedicada a Federico García Lorca que abrió en Castelldefels (Barcelona) y que culminó en Granada, la ciudad natal del poeta, con motivo de los actos conmemorativos del centenario de su nacimiento.

La última gran exposición antológica sobre la obra de Guinovart reunió en 2002 en la Pedrera de Barcelona sesenta óleos, algunos de los cuales abrieron nuevos caminos en su trayectoria artística.