Miércoles, 12 de Diciembre de 2007

El 'retorno' de Cañizares

EFE ·12/12/2007 - 13:00h

EFE - El portero del Valencia CF, Santiago Cañizares (i), intenta detener el balón en presencia del jugador ucraniano Andrey Shevchenko, durante el partido de la Liga de Campeones que ambos equipos disputaron en Stamford Bridge, en Londres, Reino Unido, hoy martes 11 de diciembre.

El Valencia empató sin goles ante el Chelsea en Stamford Bridge y selló su eliminación de cualquier competición europea, aunque vivió el 'retorno' de su guardameta Santiago Cañizares, que con su brillante actuación evitó la derrota y acalló las voces críticas que se han cernido sobre él.

El mal juego de un Valencia inoperante en ataque contrastó con la genialidad de un Cañizares que se ha hecho con la titularidad tras la llegada de Ronald Koeman, pero que ha vivido el arranque de temporada en la incertidumbre por su competencia con el alemán Timo Hildebrand.

Cañizares mostró anoche su mejor versión y recordó al guardameta de las mejores épocas del Valencia, a aquel 'dragón' como le bautizó Claudio Ranieri, con reflejos y seguridad y que ponía el último cerrojo en la defensa valencianista que tanta gloria ha dado al equipo en la última década.

Sin embargo, la cara del Valencia ya no es la misma y hasta anoche tampoco lo era la de su portero que, en si en las últimas temporadas apenas ha tenido competencia con Ludovic Butelle y Juan Luis Mora, esta campaña se había visto relegado al banquillo por el internacional germano Timo Hildebrand.

La confianza que el anterior técnico valencianista, Quique Sánchez Flores, había depositado en el alemán y que coincidió con una lesión de Cañizares, abrió el debate sobre la portería del Valencia.

De hecho, en las primeras quince jornadas de Liga, Cañizares ha participado sólo en siete encuentros, además de en cuatro de la Liga de Campeones, mientras que el protagonismo se lo ha llevado Hildebrand en el resto de encuentros.

Con este debate abierto de quién debería defender la portería del Valencia en un arranque de temporada en el que ninguno de los dos había demostrado la solidez y seguridad que se les suponía y han tenido errores patentes que han agudizado las derrotas, la llegada de Koeman ha sido providencial para el meta de Puertollano.

El técnico holandés anunció que Cañizares sería el portero titular y le dio la confianza en tres de los cuatro partidos de Liga que ha dirigido al equipo y en dos de los tres de la Liga de Campeones, el último de ellos el de anoche ante el Chelsea en el que destapó sus mejores esencias.

Mucho mérito de que el Valencia haya mantenido a cero su portería en los dos últimos partidos corresponde al meta de Puertollano, que ante el Chelsea derrochó auténticos paradones que evitaron la derrota y el ridículo de su equipo y desesperaron a unos jugadores ingleses que se toparon con un inspirado portero valencianista.

Ya desde los primeros minutos, Cañizares dejó patente sus reflejos al detener el disparo del delantero ucraniano Andriy Shevchenko desde dentro del área pequeña y que ya se cantaba como el primer gol local del partido.

Y no fue su única parada de prestigio en este periodo pues antes de la media hora sacó una mano prodigiosa para desviar un disparo a bocajarro de Frank Lampard que se colaba sin remedio en su portería.

En la primera parte aún tuvo tiempo de dejar patente su impronta de buen guardameta con sendas paradas a un cabezazo muy intencionado de Lampard y un buen remate desde la frontal del peruano Claudio Pizarro, tras una gran acción personal.

Sin duda el internacional peruano habrá soñado con Cañizares, que en la segunda parte evitó que Pizarro pudiera avanzar a su equipo en dos claras ocasiones.

También Joe Cole probó las mieles del fracaso en su búsqueda de la portería contraria porque ya en la recta final del partido, protagonizó un gran remate desde la frontal, que obligó a Cañizares a realizar una gran estirada y repeler el balón que golpeó en el palo y salió rechazado sin más peligro.